Mundo

Acusaciones mutuas entre Irán y EE UU tras ataque en Golfo de Omán

El presidente de Estados Unidos dijo tener pruebas de que el ataque fue cometido por la República Islámica

Olmán

Foto: AFP

Por GDA | EL TIEMPO | COLOMBIA

El presidente estadounidense, Donald Trump, reiteró este viernes las acusaciones a Irán de ser responsable de los ataques a dos petroleros en el golfo de Omán, y dijo que el incidente estaba "firmado" por Teherán.

"Irán lo hizo", dijo Trump en una entrevista en la cadena Fox, luego de que el ejército de Estados Unidos publicó imágenes que muestran a un patrullero marítimo iraní retirando una "bomba lapa sin explotar" de uno de los petroleros. Una bomba lapa es un tipo de explosivo que se adhiere a cualquier superficie de un vehículo motorizado gracias a un potente imán o algún otro tipo de adhesivo.

Los ataques, llevados a cabo este jueves cerca del estrecho de Ormuz, no fueron reivindicados e Irán niega cualquier responsabilidad.

Asimismo, Trump descartó un eventual cierre del estrecho, una de las principales vías para el transporte de petróleo del mundo.

Los iraníes "no van a cerrar (el estrecho), no se cerrará, no se cerrará en mucho tiempo y lo saben. Ya se les ha dicho en los términos más fuertes", advirtió Trump.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, afirmó este jueves que el "gobierno de Estados Unidos cree que la República Islámica de Irán fue responsable de los ataques" en el golfo de Omán.

Ante ello, el gobierno iraní rechazó este viernes las acusaciones "sin fundamento" de EE. UU. en medio de un alza en los precios del petróleo.

"Que EE UU haya aprovechado la oportunidad para lanzar acusaciones contra Irán sin ni una pizca de prueba fundada o circunstancial solo deja muy claro que (Washington y sus aliados árabes) han pasado al plan B: la diplomacia de sabotaje (...) y el encubrimiento de su #TerrorismoEconómico contra Irán", escribió el ministro iraní de Relaciones Exteriores, Mohamad Javad Zarif en Twitter.

El ministerio de Exteriores consideró las acusaciones de Pompeo "sin fundamento" y recordó que Irán, "responsable de mantener la seguridad en el estrecho de Ormuz", ayudó a los navíos y "salvó" a sus tripulantes. 

A su vez el presidente de Irán, Hasán Rohani, acusó a EE UU de ser una "grave amenaza para la estabilidad" regional y mundial. 

"En estos dos últimos años, el gobierno de EE UU ha mostrado una orientación agresiva y representa una grave amenaza para la estabilidad en la región y en el mundo, al violar todas las reglas internacionales", declaró Rohani.

Se desconoce aún el origen del ataque a los dos petroleros, uno propiedad de una empresa noruega y el otro de una japonesa. Los ataques se produjeron un mes después de que cuatro buques, tres de ellos petroleros, sufrieron incidentes similares en la misma zona.

Washington apuntó entonces a Teherán como responsable de los ataques. Irán, que este jueves recibió al primer ministro japonés, Shinzo Abe, desmintió cualquier implicación.