Mundo

"Es absurdo rechazo de AN a explotación del Esequibo"

Según el gobierno de David Granger la zona del diferendo limítrofe forma parte de su territorio soberano

Granger y Maduro

 El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, su par guyanés, David Granger, y el ex secretario general de la ONU, Ban Ki moon, tras su encuentro en 2015

El gobierno de Guyana rechazó la resolución de la Comisión de Energía y Petróleo de la Asamblea Nacionalde Venezuela titulada “Acuerdo aprobado de rechazo de operaciones petroleras en el Esequibo”. Afirmaron no tener conocimiento que el gobierno venezolano haya apoyado o adoptado la resolución del Legislativo y en caso de que el Ejecutivo siguiera los pasos de la Asamblea, indicaron, responderán de forma apropiada.

La cancillería del vecino país hace referencia en su página web a una nota de El Nacional del 15 marzo de 2017 en la que el diario refleja lo decidido por la comisión de Energía y Petróleo como una “resolución inflamatoria” que contiene serios errores legales y fácticos.

De acuerdo con Georgetown la nota del Legislativo venezolano afirma erróneamente: 1) que las actividades en la costa en aguas guyanesas en el bloque Stabroek no comenzaron recientemente, como dice la comisión, sino que fueron otorgadas en 1999 y la exploración comenzó en 2000. 2) Que en el artículo V del Acuerdo de Ginebra de 1966 haya términos que sugieran que está prohibido el desarrollo de los recursos en el área o que las partes puedan ejercer jurisdicción sobre su territorio soberano.

Los guyaneses además afirman en su comunicado: “Esa presunción significaría que por los últimos 50 años, Guyana no ha tenido el derecho de desarrollar 70% de su territorio, y lo mismo aplica para el desarrollo de Venezuela en la región del Orinoco y el área marítima adyacente, área que al igual que el Esequibo, fue sujeto del laudo arbitral de 1899. No es necesario decir que tal argumento es manifiestamente absurdo”.

La cancillería guyanesa tildó de infortunada la postura política venezolana en momentos en que la secretaría general de la ONU designó al embajador Dag Nylander como su representante personal para proveer a Guyana y Venezuela una oportunidad final para recurrir al proceso de buenos oficios.

Rechazo. Sin embargo, expertos venezolanos en el tema refutan lo establecido por Guyana. Jorge Luis Fuguett, coordinador general del la ONG Mi mapa de Venezuela incluye nuestro Esequibo, aseguró que el bloque Stabroek, –nombre que le pusieron los guyaneses a una de las áreas petroleras exploradas y explotadas en la zona en reclamación que es de aproximadamente 26.000 kilómetros cuadrados–, tiene 70% de su superficie en aguas del Esequibo y del delta del Orinoco que reclama Venezuela.

Fuguett señaló que si bien lo afirmado por Guyana de que en el Acuerdo de Ginebra no se prohíbe el desarrollo de los recursos en los territorios soberanos, estas aguas están aún por delimitar, por lo que el gobierno guyanés miente al decir que es territorio soberano. “Tal como dicen el acuerdo no establece que no se puede desarrollar actividades, pero si deja muy en claro que en la zona de litigio no hay soberanía de ninguno de los dos países”.

Guyana afirma que es la última oportunidad antes de ir a la Corte Internacional de Justicia si no se llega a solución a la controversia para fines de este año.

Por último, Fuguett exhortó al Ejecutivo venezolano a que respalde la posición de la comisión de Energía y Petróleo de la Asamblea Nacional de Venezuela. “Los guyaneses se aprovechan de la polarización en el país y esperan que el gobierno no respalde el reclamo. Hay que abandonar lo ideológico y hacerlo un asunto de Estado”.