Deportes

Mercedes tratará de solventar problemas para enfrentar a sus rivales

Con Lewis Hamilton con ventaja en el liderato de pilotos, la escudería hará frente al acecho de Red Bull y Ferrari

ctv-2wh-lewis hamilton 3513721b

La gira asiática, que comenzó en Singapur y continuó en Malasia, conduce ahora hacia el circuito de Suzuka (Japón), donde este fin de semana Mercedes se propone detener la pujanza de Red Bull y Ferrari.

Red Bull fue la gran triunfadora en Sepang, al colocar al holandés Max Verstappen y al australiano Daniel Ricciardo en el primer y tercer cajón del podio.

El británico Lewis Hamilton, líder del Mundial, fue quien impidió su doblete, pero el piloto de Mercedes saboreó contrariado su segundo puesto. Aunque perdió un solo lugar -salió desde la 'pole'- advirtió problemas en su monoplaza.

“El fin de semana en Malasia resultó ser mucho mejor de lo que podíamos anticipar, pero tenemos mucho trabajo por hacer”, sostuvo el inglés, de 32 años de edad, tras la carrera.

Por esta razón apunta con cierto escepticismo hacia la cita japonesa, la primera de las cinco que quedan para despedir la temporada.

En ese escenario venció el pasado curso Nico Rosberg, su excompañero en el equipo Mercedes. El germano es el último campeón del mundo de la disciplina y Hamilton aspira a sucederle. Él es, de hecho, el gran favorito al haber ampliado a 34 puntos su ventaja con respecto al también alemán Sebastian Vettel, en un Gran Premio que resultó nefasto para las aspiraciones de Ferrari.

En Red Bull la consigna es protagonizar un buen final de curso. Eso pasa por trasladar su buen momento de Sepang a Suzuka.

“Deberíamos ser rápidos en todos los circuitos. Yo, personalmente, espero que de ahora en adelante las cosas se nos den mejor. Con esto no estoy diciendo que vayamos a ganar cada carrera, pero sí esperamos sumar unos buenos puntos”, indicó Verstappen tras la conquista de su segunda victoria en la Fórmula 1.

La llegada del Gran Premio de Japón concede un extra de motivación a la escudería McLaren del español Fernando Alonso y del belga Stoffel Vandoorne: “Sería fantástico conseguir un buen resultado”, reconoció el asturiano, dos veces campeón del mundo (2005 y 2006) con Renault.

En la carrera del domingo correrán 53 vueltas a un circuito de 5,807 kilómetros, para un total de 307,471.