Deportes

El mal tiempo inhabilitó la pista para los ensayos

Por las malas condiciones Daniel Ricciardo tuvo un accidente sin consecuencias

Daniel Ricciardo

AFP

Ricciardo fue uno de los pocos pilotos que se atrevió a rodar

Por MONTMELÓ EFE

La tercera jornada de entrenamiento del pretemporada de la Fórmula 1, que se realizó ayer en el Circuito de Barcelona, fue del todo improductiva para las 10 escuderías, algunas de las cuales ni siquiera sacaron el carro, como en el caso del español Carlos Sainz (Renault).

Fue un día para olvidar, debido a que ya desde primera hora de la mañana la nieve se adueñó del entorno, lo que obligó a sacar la bandera roja, también en parte porque el helicóptero de asistencia no estaba en condiciones de volar en caso de requerir sus servicios.

Con el transcurso de las horas, la fina lluvia y la muy leve recuperación de las temperaturas posibilitó que la nieve se fundiese, pero la pista no se secó. El español Fernando Alonso (McLaren) fue uno de los pocos que dio vueltas al circuito, pero no marcó tiempos hasta el final de la sesión, cuando tras ocho vueltas estableció un 2:21.263.

La mayor parte de tiempo desde que se dio el banderazo para iniciar los ensayos, la pista estuvo desocupada, igual que las gradas.

Los pilotos que tenían previsto correr ayer eran Alonso (McLaren), Lewis Hamilton (Mercedes), Romain Grosjean (Haas), Kimi Raikkonen (Ferrari), Marcus Ericsson (Sauber), Daniel Ricciardo (Red Bull), Niko Hulkenberg (Renault), Lance Stroll (Williams), Sergio Pérez (Force India) y Brendon Hartley (Toro Rosso). Al final, sólo salieron Ricciardo, Alonso, Ericsson, Kubica y Hartley.