Deportes

Ex campeón de MotoGP continúa "extremadamente crítico"

Nicky Hayden circulaba en bicicleta por la carretera que une Tavoleto y Riccione, al sur de la estación balneario de Rimini, cuando fue golpeado por un coche en circunstancias todavía por esclarecer

ctv-yp4-nickymoto

AFP

Hayden llegó a MotoGP en 2003 con el número 69, el mismo que utilizó su padre

El piloto estadounidense Nicky Hayden, campeón del mundo de MotoGP en 2006, permanece en estado crítico un día después de haber sido atropellado por un coche mientras practicaba ciclismo en el noroeste de Italia, anunció el hospital de Cesena, Italia, al que han acudido sus familiares.

El paciente "sigue extremadamente crítico" anunció el hospital en un comunicado por la tarde, precisando que Hayden sufre "un politraumatismo grave que le ha provocado severos daños cerebrales".

Su prometida Jackie, así como su hermano Tommy y su madre Rose ya están con él en el centro hospitalario, precisó el equipo Honda de Superbikes, la categoría en la que está participando actualmente el veterano de 36 años de edad.

Hayden circulaba el pasado miércoles en bicicleta por la carretera que une Tavoleto y Riccione, al sur de la estación balneario de Rimini, cuando fue golpeado por un coche en circunstancias todavía por esclarecer.

"Mierda, ¡cuándo van a entender que somos los más débiles en la carretera!", tuiteó el ciclista italiano Vincenzo Nibali, que actualmente participa en el Giro, cuando el país todavía llora la muerte a finales de abril en otro accidente viario de su corredor Michele Scarponi.

Apodado el "Chico de Kentucky", Hayden llegó a MotoGP en 2003 con el número 69, el mismo que utilizó su padre, y tres años más tarde ganó su único título mundial sobre una Honda.

Posteriormente, su rendimiento fue decayendo y en 2016 pasó al Mundial de Superbikes, donde acabó quinto en su primer curso. Este año iba en una discreta 13° posición.

"Nicky es uno de los mejores amigos que he tenido en el paddock", comentó en Facebook la leyenda del motociclismo italiano Valentino Rossi, a quien derrotó para ganar por solo cinco puntos de ventaja el mundial de 2006. "¡Vamos Nicky! Estamos contigo", escribió.