Mundo

Once personas mueren por explosión de mina en Afganistán

Las disputas entre grupos extremistas por el control de la región afecta principalmente a niños y mujeres

Niños afganos

Al igual que en Siria, los conflictos en Afganistán afectan con mayor fuerza a niños y mujeres

Al menos once miembros de una misma familia, casi todos mujeres y niños, murieron hoy al explotar una mina al paso del vehículo en el que viajaban en la provincia de Logar, en el este de Afganistán, informó una fuente oficial.

La explosión se produjo sobre las 10:15, hora local (5:45 GMT) en la localidad de Zarghoon cuando la familia se dirigía a una boda, indicó en un comunicado el gobernador provincial, Mohammad Halim Fidai.

Detalló que entre las víctimas mortales se encuentran cinco mujeres y cinco niños y agregó que la detonación también causó heridas a tres personas.

Ningún grupo ha reclamado por el momento la autoría de la explosión.

La colocación de minas y artefactos explosivos improvisados es una táctica común tanto entre los talibanes como del grupo yihadista Estado Islámico (EI) para frenar el avance de las fuerzas de seguridad en zonas con combates o simplemente como forma de ataque.

Sin embargo, en la práctica las minas causan un gran número de bajas civiles.

El número de niños muertos en el conflicto afgano aumentó un 17 % en el primer trimestre de 2017 frente al mismo periodo del año previo, hasta alcanzar los 210 fallecidos, mientras que el de mujeres se incrementó un 54 %, según datos de la misión de la ONU en Afganistán (Unama).

Desde el fin de la misión de combate de la OTAN en enero de 2015, los talibanes han ido ganando terreno en diversas partes del país y en la actualidad controlan, tienen influencia o se disputan con el Gobierno al menos el 43 % del territorio, según estimaciones estadounidenses.