Mundo

McDonald's ofrecerá ayuda consular a los estadounidenses en Austria

Unos 200 locales de comida rápida asistirán a los ciudadanos para que contacten con su embajada

MacDonalds

EL PAÍS

Un local de McDonalds en Viena

Por EFE

¿Le han robado el pasaporte? ¿Necesita contactar con la policía? Los estadounidenses en Austria podrán recibir ayuda en un lugar inesperado: las 200 filiales de la empresa de comida rápida McDonald's.

"Los ciudadanos estadounidenses que viajen a Austria y que se encuentren en apuros y sin una forma de ponerse en contacto con la Embajada de Estados Unidos pueden entrar en cualquier McDonald's en Austria, y el personal les ayudará", informó la embajada norteamericana en un mensaje de Facebook.

El acuerdo se firmó por iniciativa del embajador de Estados Unidos en Austria, Trevor Traina, y en él se prevé que el personal de estos locales de comida rápida ayude a los estadounidenses a ponerse en contacto con su embajada.

Para ello se pondrá una línea que conectará a las filiales con la misión diplomática para "informar sobre un pasaporte perdido o robado" o simplemente "para solicitar asistencia de viaje", indica el mensaje.

Además, el personal ayudará a los estadounidenses en otras tareas, como ponerse en contacto con la policía o los servicios de emergencia.

El anuncio ha sido recibido con humor en Facebook, lo que se evidencia en algunos de los comentarios a la iniciativa.

"Un Mcpasaporte para llevar, por favor", comenta un usuario de esa red social, mientras que otro agrega: ¡Introduzcan la McVisa!

Algunos no se lo han tomado tan a broma y han criticado la medida por innecesaria y por reforzar ciertos estereotipos acerca de los estadounidenses.

"¿Hacen esto porque aparentemente somos tan ineptos como para ponernos en contacto con la embajada? ¡Dios mío! No somos más que un meme", se quejaba otra usuaria.

"Sería divertido si fuera una broma", afirmaba otro comentario.

Traina fue nombrado el año pasado embajador en Austria por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que es un declarado admirador de las hamburguesas.

En enero pasado, Trump recibió en la Casa Blanca a un equipo universitario de fútbol americano con un millar de hamburguesas, en una recepción cuyas imágenes se volvieron virales en las redes sociales.