Mundo

Ecuador elige presidente en un panorama fragmentado

En estas elecciones también se escogerán 137 diputados a la Asamblea Nacional y 5 representantes al Parlamento Andino para el período 2017-2021

ctv-3yt-elecciones

 La MUD considera difícil que el CNE organice elecciones primarias Foto: Vistazo 

Ecuador escoge nuevo jefe de Estado en una carrera presidencial en la que las encuestas dan como ganador al candidato de Rafael Correa, Lenín Moreno. El último sondeo del 8 de febrero del Centro de Datos de Ecuador daba ventaja a Moreno con 32,2% seguido por su mayor contrincante el ex banquero Guillermo Lasso con 21,5%.

En estos comicios se escogerá también al vicepresidente, a 137 diputados a la Asamblea Nacional y 5 representantes al Parlamento Andino para 2017-2021. Participarán 12,8 millones de ecuatorianos y también será otro reto para la ya deteriorada izquierda bolivariana.

Moreno, de 63 años de edad, quien también fue vicepresidente de Correa, es descrito como un hombre con sentido del humor y el conciliador en el grupo del actual mandatario. Es administrador de profesión y sufre una discapacidad por un disparo recibido en un atraco en 1998 que le hizo perder la movilidad de las piernas.

“La impresión que se tiene de Moreno es que es una persona menos confrontadora y polarizante y eso sería un cambio bien importante en Ecuador en términos de estilo de gobierno”, considera la internacionalista Elsa Cardozo, porque puede evitar choques institucionales. No obstante, se pregunta qué tan influyente será Correa en un posible gobierno de Moreno.

Respecto a Lasso, el candidato de la derecha, indica: “Ha sido muy hábil en construir alianzas, moverse un poco de la derecha hacia el centro, eso probablemente lo ayude, pero no sé qué tanto rechazo genere el correísmo y cuánta simpatía despierte con las alianzas”.

Continuismo. Con la retirada de Correa de la política y la cesión de su candidatura es claro que hay un desgaste de la izquierda en Ecuador.

“Por alguna razón Correa no se volvió a lanzar, es el reconocimiento del desgaste del mandato, es una manera de compensar ese desgaste de tantos años de la Alianza País en el poder, sin dejar de competir por él. Correa sale del gobierno en un contexto muy cambiante, pues la situación económica de Ecuador es complicada”, explica Cardozo. A pesar de su baja popularidad –en mayo de 2016 cerró en 35%–, su candidato encabeza las encuestas.

A juicio de Cardozo, esta elección no se resolverá en primera vuelta para Moreno y tendrá que hacer concesiones ante el Parlamento para lograr la presidencia.

Un candidato necesita 40% de los sufragios y 10 puntos de ventaja frente al segundo más votado. Si hubiera un balotaje, sería para el 2 de abril.

“La ausencia de Correa, la debilidad de su candidato y la división entre los candidatos anticorreístas desdibujó la campaña”, explicó a la AFP el politólogo Simón Pachano.

“La aprobación pública de Correa y su gobernante Alianza País ha caído en los últimos dos años a medida que el crecimiento económico se ha desacelerado, y la administración está envuelta en denuncias de corrupción, incluyendo a Jorge Glas Espinel, vicepresidente titular y compañero de Moreno”, indica en un artículo para el Centro de Estudios de América Latina, John Polga-Hecimovich, profesor de Ciencias Políticas. Pero la oposición no ha capitalizado esta baja popularidad. “Independientemente de quién gane, el apoyo fragmentado para los candidatos y sus partidos es un mal augurio para la estabilidad política, especialmente en el contexto de las restricciones fiscales, una economía estancada y el peso de recuperar al país del terremoto de 7,8 grados de magnitud de abril pasado”, refiere Polga-Hecimovich.

REC

Votar en Venezuela

Alrededor de 400.000 ecuatorianos viven en Venezuela, pero solo 13.328 están registrados para votar. El consulado habilitó 28 mesas de votación en el Colegio Don Bosco, en Caracas.

La bibliotecóloga Kenia Intriago considera que el presidente Rafael Correa tomó una buena decisión al no optar por la reelección, pero no sabe todavía por quién va a votar. “Tengo muchas dudas, porque apoyo las ideas del partido de gobierno, y estoy contraria a otras, no es un proyecto que dé el 100% a mi parecer, pero la oposición ecuatoriana es aún peor, no tienen definido un plan económico, político, social, cultural, entre otros”. Considera que Correa dejó un Ecuador mucho mejor. Así también opina Mariana Mero, ecuatoriana que vive en el país desde hace 25 años. “Queda muy bonito el país, lo único que critico es que no me gusta que el presidente sea un grosero y que no respete la libertad”, dice Mero.