Mundo

Canciller de Perú descartó reunión latinoamericana planteada por Maduro

El canciller peruano remarcó que la Declaración de Lima, suscrita el martes, es un compromiso adoptado por los cancilleres de América Latina y el Caribe, que consideran que Venezuela "ya no es una democracia"

Ricardo Luna

El canciller de Perú, Ricardo Luna, descartó hoy la reunión de mandatarios planteada por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, para reanudar el diálogo político en Latinoamérica, al considerarla una "invitación informal" sin claridad.

El ministro de Relaciones Exteriores dijo que "esta invitación no está hecha con claridad, no se sabe cuál es la temática, no se sabe a quién está invitando, ni para qué, ni por qué".

"Él (Maduro) está hablando, también, a nombre de un grupo de países del Alba y un grupo de países que no tienen, necesariamente, un grupo organizado", agregó Luna, que el martes último encabezó un encuentro de 17 cancilleres en Lima para tratar la crisis venezolana.

En ese sentido, el ministro resolvió que se trata de una "invitación informal" que "no la consideramos como una cosa a evaluar" y por ese motivo quedó "descartada".

Maduro pidió ayer que "se convoque de urgencia una cumbre de jefes de Estado y de gobierno de América Latina y el Caribe (Celac) para atender la denuncia de Venezuela ante el intervencionismo grosero (...) para restituir las relaciones de dialogo".

"No veo razones para que nadie se niegue a una cumbre de puertas cerradas (...), si ellos se la pasan hablando de Venezuela (...). Si nos tenemos que quedar dos días encerrados allí, hablando de tú a tú, hablemos y busquemos recomponer las relaciones de América Latina y el Caribe", agregó Maduro, tras el encuentro en Lima donde se calificó a su gobierno de "dictadura".

El canciller peruano remarcó que la Declaración de Lima, suscrita el martes, es un compromiso adoptado por los cancilleres de América Latina y el Caribe, que consideran que Venezuela "ya no es una democracia" y que "son ilegítimos" los actos de la Asamblea Nacional Constituyente.

Los cancilleres que firmaron la Declaración de Lima quedaron en hacer un seguimiento de la situación de Venezuela en el marco de la próxima Asamblea General de las Naciones Unidas en septiembre.

Las declaraciones del presidente venezolano surgieron en el marco de las recientes sanciones financieras y migratorias en su contra y contra una veintena de sus funcionarios, a quienes el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos acusa de violar los derechos humanos y socavar la democracia.

Venezuela atraviesa una oleada de protestas a favor y en contra del gobierno de Maduro, que se saldan con al menos 121 fallecidos tras desembocar algunas de las manifestaciones en hechos de violencia