Mundo

Ataque sexual sería el motivo del asesinato de una turista venezolana

La verificación de huellas confirmó que cuerpo ubicado cerca del hotel Le Mas Provence es el de la extranjera

ctv-c8h-cuerpo-de-la-turista-venezolana
Por GDA | LA NACIÓN | COSTA RICA

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó este miércoles que un ataque sexual sería el principal motivo del crimen de la turista venezolana-estadounidense Carla Stefaniak, cuyo cuerpo fue localizado el lunes anterior en San Antonio de Escazú, San José.

Wálter Espinoza Espinoza, director de la Policía Judicial, manifestó que de momento solo tienen un sospechoso, que es un guarda del hotel Le Mas de Provence, de apellidos Espinoza Martínez.

“En principio parece ser que el motivo tiene contenido sexual, por ahora solo hay un sospechoso, pero seguimos investigando el caso, reentrevistando personas, haciendo análisis y con presencia en el lugar para definir si se trata solo de un sujeto o de varios”, afirmó Espinoza.

El jerarca judicial detalló que los rastros de sangre encontrados en el apartamento en el que se hospedó Stefaniak, a donde ingresó la tarde del 27 de noviembre, son una muestra de los actos de violencia que se presentaron.

Agregó que no pueden afirmar de que la mujer estuvo raptada o encerrada en el inmueble por muchos días, ya que el estado del cuerpo muestra afectaciones por factores temporales y climatológicos.

La familia de la foránea reportó su desaparición el 28 de noviembre y desde ese día la Policía se encontraba en labores de búsqueda de la mujer.

“Localizamos sangre en varias partes internas del apartamento en el que estuvo la venezolana, en el del sospechoso no. Estamos tratando de hacer todos los rescates posibles de videos, propiamente del hotel no tenemos ninguno todavía y hemos hecho entrevistas a personas cercanas al sospechoso”, aseguró Espinoza Espinoza.

Reconoció que cuando una persona está en condición migratoria irregular en Costa Rica es más difícil hacer su rastreo, pero que con los datos recolectados, han logrado reconstruir su permanencia en Costa Rica.

Los datos de las autoridades judiciales, Espinoza Martínez, de 32 años de edad, llegó a Costa Rica en junio del 2018 procedente de su país, Nicaragua, y fue detenido a las 11:00 pm del lunes, luego de que el testimonio que ofreció no coincidiera con los hechos observados en varios videos que fueron analizados por los investigadores del caso.

La Fiscalía del Primer Circuito Judicial de San José confirmó el martes que el presunto responsable del crimen descontará tres meses de prisión preventiva, luego de que el Juzgado Penal de la zona acogiera la petición planteada durante la audiencia de solicitud de medidas cautelares.

"Los hechos que se investigan ocurrieron entre la noche del 27 de noviembre y la madrugada del 28, en un hotel de Escazú cuando, al parecer, Espinoza Martínez aprovechó el acceso que tenía a las habitaciones para ingresar al cuarto de la ofendida. Se presume que, con un arma punzocortante y un cable, el imputado acabó con la vida de la extranjera y semienterró el cuerpo”, indicó el Ministerio Público en un comunicado de prensa.

Este miércoles, Espinoza dijo que de momento no han podido dar con las pertenencias de la víctima. Sin embargo, mientras el director del OIJ brindaba declaraciones, la Policía Municipal de Escazú informó de que se ubicaron algunos objetos que podrían ser de la extranjera.

“En la zona montañosa, cercana al lugar del hallazgo del cuerpo, se habían divisado movimientos extraños días atrás, por lo que se ingresó al sitio y se ubicaron tres diferentes puntos con artículos de mujer y documentación. Custodiamos la escena para protección de las evidencias y se coordina con la Policía Judicial”, precisó ese cuerpo policial.

Carla Stefaniak tenía 36 años. Foto de su perfil de Facebook.

Por su parte, el jefe de Medicina Legal, Franz Vega, dijo que la causa de la muerte fue una “luxación de vertebras”, que es una quebradura hecha posiblemente aplicando un candado chino.

También detalló que la mujer presentaba un fuerte golpe en la cabeza, brazos y piernas, así como heridas de arma blanca en la cara.

El especialista explicó que las autopsias médico legales en estos casos son complejas y que deben ajustarse a protocolos nacionales e internacionales.

Aclaró que cuando el cadáver es ubicado en estado de descomposición no es posible que los familiares hagan un reconocimiento inmediato y fue por ese motivo que el padre de la mujer, Carlos Caicedo, ingresó a Medicatura Forense hasta las 8:00 pm del martes.

"El protocolo exige una primera identificación por huellas, luego por patrones dentales y por último de ADN. En este caso esperamos el aporte de huellas del FBI para cotejarlas con las que nosotros recabamos, eso se dio la noche de este martes y fue cuando confirmamos que se trataba de Carla Stefaniak. En la mañana de este miércoles se recibió el informe de la odontología forense y se trata de la misma persona, por lo que no fueron necesarios los estudios de ADN”, explicó Vega.

Añadió que las heridas recibidas por Stefaniak fueron producidas al momento de su muerte y tenían varios días de hechas. Sin embargo, destacó que no podía precisar cuantos.

Vega también dijo que están realizando un “frotis genital” y toma de muestras de otras áreas para determinar en las próximas semanas si ella fue violada. Además, reconoció que el cuerpo estaba semidesnudo.

“Los resultados estarán en las próximas semanas para tener certeza, pero cuando el cuerpo está en avanzado estado de putrefacción se dificultan los hallazgos”, afirmó el jefe de Medicina Legal.

Vea las declaraciones aquí

Visita a Costa Rica

Carla Stefaniak estaba de visita en el país y conoció varias zonas turísticas como Manuel Antonio, en Quepos, y La Fortuna de San Carlos, Alajuela. En esos lugares estuvo con su cuñada, quien partió del país el 27 de noviembre.

Después viajó a San Antonio de Escazú, desde donde partiría al aeropuerto para tomar un vuelo a Estados Unidos.

April Antonieta, quien aseguró ser su amiga y su cuñada, manifestó en Facebook que Stefaniak tuvo comunicación con ellos por última vez el martes alrededor de las 8:00 pm, cuando ella les manifestó que estaba lloviendo fuertemente y que se había ido la electricidad.