Histórico

Samuel González-Seijas: “El acto del artista es un hecho político”

A principios de los años noventa Samuel González-Seijas hizo un viaje con un par de amigos. Querían crear una empresa que ofreciera a recién graduados un viaje a Mérida con la posibilidad de bañarse en las playas de Coro. De esa experiencia surgió una imagen que plasma en su primer libro, el poemario Espesa marea. Cuando pasaban por Puerto Cabello vio en un astillero un barco fuera del agua. El casco lo reparaban unos hombres que se veían diminutos ante la inmensidad de la embarcación. ?Fue una imagen que me chocó para siempre. Apareció en mí la posibilidad de que un objeto que no está hecho en un ámbito pueda estar en otro, y en función a eso, hacer una historia?, cuenta quien entonces tenía 18 años de edad.Los poemas son protagonizados por un barco y el mar como símbolo. ?Son textos de imágenes de una memoria compartida. Hablo de la experiencia humana alrededor del mar?, indica. El autor exalta la importancia de la continuidad de la escritura en el contexto venezolano. ?El acto del artista es un hecho político. En el caso de la palabra, va a un colectivo. Supone un ejercicio hacia la ciudad que busca mover al conciudadano?.