Histórico

Poemas de Paul Celan

De viajeHay una hora que convierte el polvo en tu compañero,tu casa de París en ofertorio de tus manos,tu ojo negro en el ojo más negro. Hay una granja, ahí se para un tiro de caballos para tu corazón,tu pelo quisiera ondear cuando viajas ?le está prohibido.Los que se quedan y agitan el brazo no lo saben. En la sirena de nieblaBoca en el espejo oculto,rodilla ante la columna del orgullo,mano con el barrote de reja: ofreceos la oscuridad,decid mi nombre,llevadme ante él. CristalNo busques en mis labios tu boca,ni ante la puerta al forastero,ni el en el ojo la lágrima. Siete noches más alto lo rojo va a lo rojo,siete corazones más hondo golpea la mano en la puerta,siete rosas más tarde murmura el manantial. En alta marParís, la barquichuela, está anclada en el cristal:así comparto mesa contigo, brindo por ti.Bebo mucho, hasta que mi corazón te oscurece,mucho, hasta que París sobrenada en su lágrima,mucho, hasta que toma el rumbo del lejano veloque nos oculta el mundo donde cada tú es una ramade la que cuelgo como una hoja que calla en suspenso.