Histórico

Poemas de Henri Corbin

En las tinieblasLargas trenzas se separan Cara a cara permanecemospara beber nuestro vino inútil ¿Quién habla de amigos que no están? Pesadas nubesSobre un precipicio sin aire En el albergue junto al ríoEscuche al que golpea bajo la bóveda Los pájaros se desprenden como hojasQue cortan la cabeza del cazador en la noche  ****Ellos confundieron la tranquilidadCon los postigos cerrados de tu mirada Cristal, canción, ríosEl corazón que palpita más rápidoCuando la cortina se levanta De tal modo el bosque se despierta en tu risa  ****Ella resbalaba en el claro a lomo de cisneLos árboles se cubrieron de silencioY la nieve nos abrumaba Ella nos abandonó sin una sonrisa El viento corría Todas las ventanas se cerraban sobre una plazaDonde las fiestas estaban prohibidasLos disparos ya murieron a lo lejosEl mediodía era sólo un recuerdo  ****La noche, seca, vivía a la espera de un milagroEnvuelta por su cabelleraElla pescaba El precio de su vida no era sino un grano de lunaY hubiera cantadoSi su abandono tuviese el gusto de las voluptuosidades Estrecho era el banco donde se aculaban los viejos Otros rivales indignos de ellaLlevan el sol calvo El norte fue cernido Y la seda del gigante de las nievesSe desgarró en su dolor Sobre el lagoTodos los hombres remanEs el error mismo