Histórico

Poemas de Cósimo Mandrillo

Con la lealtad de un santo Suelo dormir con la muertePero nos entendemosMe habla al oído mas no me toca Somos una pareja perfecta Para mantenerse en formaTornea sus músculos alrededor de la camaE improvisa juegos para seducirme Yo sigo sus movimientosMe preparo con prudencia para hacerla mía Me recorre sin prisaToca mi torso con sus apropiados dedosY aguarda un estremecimientoEl rictus de la sorpresaEl sudor de la espera Creo que juega conmigo Se alegra con mi cercaníaY duda en las despedidas No tiene por quéYo la espero con la lealtad de un santoCon la paciencia de un mendigo Con monedas y espejos Los demonios me habitan con solturaMe ponen palabras en la bocaJuegan en mí con monedas y espejos Mis demonios se acercan a tu cuerpoCon afán de conquistaFatigan tus alturasTus escalas de norte y surUna bandera en tu cansado corazónEn el sitio donde no habita mi nombre Epitafio Aquí descansaInquietoSin reponerseAúnDe la sorpresa  Epitafio Ni médicosNi hospitalesNi máquinas sofisticadasLa fortuna ha queridoQue muriera gratis