Histórico

Esta ciudad que amo y aborrezco

Esta ciudad donde malvivo y muero de menguaPor el tiempo infame que corroe mis bajos deseosDe bestia herida por la incertidumbre de serTan solo un amasijo de nervios estranguladosEsta ciudad que duerme a deshoras y testificaLos terribles descuartizamientos en sus esquinasMalolientes y sus hetairas embalsamadas deUna tiranía inhóspitaEn esta ciudad de vísceras colgantesSobre las cabezas esquizofrénicas de susAdolescentes degollados por la desdicha y el desamorDe sus padres tumefactos todos mastican sus decrépitasHostias sacrílegas bajo los fornicios de la desolación y el abandonoEsta ciudad de sexo purulento y lenociniosMunicipales gratis para los hijos de sus descendientesSelectos aristócratas ataviados de orlas capitalinasEn esta ciudad terrible de ángeles caídosLa gente que la habita carece de aulladerosComunales donde estrangular su pálida y demacradaFe en el futuro cenagoso y pestífero que aparece en losSueños diurnos de los domingos vituperados porLas lluvias mortuorias del semen pútrido de sus gobernantesCaídas sobre las cabezas atolondradas de susInfértiles habitantesEsta ciudad desvencijada de parques tristísimosDe árboles disecados y quejumbrosos por las brisas amargasDe sus atardeceres lacerantes y sueños cancerososEsta ciudad atestada de ojos tutelares ojos de caquiY Verdi oliva corrompidos por la democratización estupefacienteDe los buques atestados con petróleo y cocaínaEsta ciudad que escribe mis últimas palabras lúgubres y exánimesEsta ciudad o el remedo de su antiguo esplendorMe despide para siempre con un flor negra de plástico y unSolo de jazz que se pierde entre lamentos de viejos coterráneos.