Histórico

Desastre cultural en Nepal

Estuve recorriendo el Valle de Katmandú en septiembre pasado. Hice una larga caminata por las aldeas y poblados de ese extenso y hermoso valle, que resguarda los templos, palacios y construcciones religiosas más hermosas de la fe hinduista y budista. Los Durban Square de Patan, Bhaktapur y, naturalmente, de Katmandú, son joyas preciosas y sofisticadas de la creación humana. Hasta dónde se puede leer en los periódicos locales de Nepal, todo ese rico legado artístico y arquitectónico ha sido devastado por un potente terremoto, dejando damnificada a la gente que laboriosamente desde hace siglos lo custodiaba.Considerando la situación de pobreza de Nepal, la crítica situación de su economía nacional y la escasa ?casi nula? infraestructura para enfrentar desastres de categoría extrema como el ocurrido, resulta obvio que el pueblo de Nepal por sí solo no logrará salir adelante con la enorme y especializada tarea de reconstrucción de estos monumentos únicos en el mundo. Si la Unesco (co-custodio de estos monumentos) no interviene de inmediato con el envío de expertos y ayuda para planear su inmediata recuperación, me temo que ese magnífico y valiosísimo legado cultural de la humanidad, podría desaparecer para siempre.