Histórico

Decoración: La habitación del bebé

Elementos decorativosLos cuadros y las lámparas son importantes en la ambientación. Los marcos de colores claros son los más utilizados para las habitaciones clásicas, con frases, oraciones y figuras de animales. Para un cuarto más moderno es una tendencia enmarcar fotografías, tales como paisajes en blanco y negro o una secuencia de los ecos del bebé hasta su nacimiento. Las lámparas de cristal están de moda para darle un toque tradicional a la habitación, aunque se recomiendan para espacios con techos altos. El tipo de móviles a instalar dependerá mucho del uso del mismo: si es didáctico o decorativo. Para el segundo, se acostumbran motivos vinculados a la naturaleza y a los animales, con variedad de materiales acordes con la decoración.Muebles funcionalesUna tendencia es el uso de mobiliarios prácticos que faciliten la organización, como por ejemplo, una cuna con su propio gavetero. Para el cambiador, un mueble primordial en la habitación, se puede utilizar un gavetero que se tenga en casa, colocar un colchón cómodo en la parte superior y agregar sus respectivas barandas. Los objetos de uso frecuente pueden repartirse entre la primera y segunda gaveta del cambiador. Las cajas decoradas también son muy útiles para guardar lencería, lazos, baberos e incluso medicinas. Los muebles convertibles son recomendados para quienes buscan ahorrar espacios.Vinilos con motivosLos decals o calcomanías son un elemento decorativo muy vigente en los cuartos infantiles. Sus estilos son diversos, desde desplegar el nombre del bebé hasta frases de cuentos infantiles. Son muy populares en forma de árboles y de animales, en especial elefantes, hipopótamos y jirafas. Si el espacio es pequeño, se suelen complementar con repisas para colocar cuadros y otros objetos del bebé. El papel tapiz sigue utilizándose, aunque del piso al techo y preferiblemente en una sola pared.Colores cálidosLas tonalidades claras son las más utilizadas en las paredes de los espacios infantiles, para transmitir calma y calidez. El gris, azul, lila y verde claros, además del marfil, son las opciones más frecuentes que sustituyen al blanco. Para las niñas se puede utilizar el gris como base con detalles en lila, por ejemplo; y para los varones se sugiere el marfil con azul.Antes de decorarEs importante definir el estilo de la habitación. Si se decide por un espacio clásico, se suelen incluir figuras de árboles y animales, así como lámparas. Si desea una habitación más moderna, las figuras geométricas suelen predominar, incluso en los vinilos.El mobiliario esencial en la habitación es: cuna, cambiador, mecedora o sillón (a gusto de la madre) y mosquitero.Tome en cuenta que el espacio del bebé cambiará en un promedio de 2 a 3 años, por lo que exagerar en el gasto del mobiliario no es recomendable. Una opción son muebles de segunda mano en perfecto estado que puedan sustituirse con el paso del tiempo. Si desea minimizar aún más los costos, escoja un color de pared que pueda combinar al cambiar el mobiliario.Procure una decoración armoniosa. Ubique los muebles y objetos de forma cómoda para el desplazamiento dentro de la habitación. Así evitará tropiezos con mobiliario o juguetes mal dispuestos.Consulte al pediatra sobre el uso de alfombras en la habitación. Al igual que las cortinas pesadas, estas suelen acumular polvo y aumentar el riesgo de alergias. Se aconsejan las persianas o cortinas fáciles de lavar.