Histórico

Caraqueños exigen calidad de servicios

Para el venezolano ya no solo salir a comprar alimentos se ha vuelto una faena agotadora. Muchos coinciden en las deficiencias en los servicios de transporte público, las líneas telefónicas y el suministro de gas doméstico. Estas demandas se unen a la lista de problemas (en cuanto a servicios públicos), que enfrentan diariamente los caraqueños.Pese a ser un país con enormes reservas de gas, el gas doméstico se ha vuelto la pesadilla de los sectores populares debido a que su distribución se ha hecho deficiente y escasa. Cuando los habitantes no cargan pipotes de agua a sus hogares, cargan con bombonas de gas, sumado a las largas colas para adquirirlas.  A la par, los caraqueños deben lidiar con el transporte público que no es suficiente para cubrir la demanda de la cantidad de personas que a diario circulan en la capital. Cabe destacar que muchos de los autobuses que prestan servicios de transporte en las distintas rutas municipales, no en funcionamiento debido a la falta de repuestos.El Nacional consultó a un grupo de caraqueños para conocer sus opiniones respecto a la calidad de los servicios públicos que se brindan en la ciudad. Estas fueron algunas de las impresiones recibidas:Socorro Blanco, ama de casa (69): Estamos pasando las de Caín. Tenemos cinco días sin agua. Cuando dura días sin venir a veces llega sucia.En la zona donde vivo (Baruta) recogen la basura todos los días,  pero los conteiner son muy pequeños para la cantidad de gente que vive por ahí y no alcanza. Los desechos se rebosan.María Seijas, secretaría, (51): La calidad de los servicios públicos es malísimo, vivimos sin agua. Estoy segura que el agua no es de calidad.No tengo quejas con el servicio de electricidad, pero cuando hay averías o fallas no responden con inmediatez.El transporte público es horrible, sobre todo en las zonas rurales, lo habitantes pasamos trabajo para trasladarnos.Alicia Justiniani de Galarraga, Ceramista: El mayor problema es el agua, porque constantemente se rompen las tuberías debido a la falta de mantenimiento. Y cada vez que rompen las calles para repararlas no las cierran con tiempo, obstaculizando el tránsito. Además, cada vez que llueve hay bajones de luz.Pedro González (52): Los servicios públicos son desastrosos. Hay basuras por todos lados, no la recogen a tiempo por lo que se acumula y los olores son muy fuertes.Hay botes de aguas negras y agua potable. Hidrocapital no se aboca a reparar las tuberías rotas y es una gran cantidad de agua que se pierde. Sin contar que el agua no es potable, hay que hervirla para poder consumirla.