Histórico

Abdullah Kurdi confesó que su hijo se le resbaló de las manos

"Teníamos chalecos salvavidas pero el barco se hundió porque varios se levantaron", relató Abdullah Kurdi, padre del niño sirio de tres años que murió luego que un barco en el cual se trasladaban varios refugiados naufragara y su cuerpo fuera a dar a la costa de una playa en Turquía.  "Yo sostenía la mano de mi mujer, pero mis hijos se me resbalaron de las manos", agregó Kurdi luego que la imagen de su hijo menor Aylan Kurdi, de 3 años, conmoviera al mundo y alertara sobre la situación de los migrantes que intentan llegar a Europa.  "Estaba oscuro y todo el mundo gritaba, por eso no pudieron oír mi voz ni la de mi mujer y mis hijos. Intenté nadar hasta la costa siguiendo las luces, pero no pude encontrar a mi mujer y a mis hijos una vez en tierra", explicó Kurdi, quien también perdió a su hijo de cinco años. "Fui al hospital y ahí me enteré de la mala noticia", agregó. Abdullah Kurdi, originario de la ciudad kurda de Kobane, ubicada al norte de Siria, relató además que ya había intentado viajar a Grecia con su familia, sin embargo, la guardia costera griega había interceptado el barco en el que viajaban.