Deportes

José D’Angelo tras los pasos de su padre en La Rinconada

El joven entrenador domina la estadística del circuito caraqueño con nueve carreras de ventaja sobre José Antonio Uzcátegu

ctv-qzv-dangelo-1
Por ÁNGEL APONTE | aaponte@el-nacional.com

Cuando restan cinco jornadas para finalizar la temporada oficial de carreras de 2018 en el hipódromo La Rinconada, el entrenador José Francisco “Kikito” D’Angelo tiene virtualmente asegurado el campeonato, que lo convertiría en el primer preparador venezolano en emular a su padre como Revelación del Año y ganador de estadística en el principal circuito hípico del país.

“Este título se lo dedico a mi familia, especialmente a mi padre que fue quien me inculcó el amor a los purasangre de carrera y a la hípica en general, al personal de caballeriza y a todas las personas que de una u otra forma me apoyaron para mantener el ritmo ganador que me permitirá conseguir mi primer Casquillo de Oro en La Rinconada”, indicó el profesional que en las temporadas de 2015, 2016 y 2017 escoltó al campeón Juan Carlos Ávila, quien cumple actuaciones en los hipódromos de Estados Unidos.

D’Angelo, de 29 años de edad y perteneciente a una familia hípica por tradición, cuenta con 63 victorias, 82 segundos lugares, 65 terceros puestos en 466 presentaciones, para un total de 705.034 bolívares ganados, contra 54 lauros y 680.967 bolívares que tiene José Antonio Uzcátegui, ubicado en la segunda posición. El tercer puesto lo ocupa Ramiro Caldeira con 49 conquistas y 716.135 bolívares.

“No es una tarea fácil atender diariamente a más de 90 caballos y mantener un promedio ganador que permita liderar el campeonato desde los primeros días del año. Gracias a Dios cuento con un personal de cuadra preparado, así como propietarios y criadores que me confían sus piezas para el cuido y entrenamiento”, aseguró el caraqueño que repitió la gesta de su padre como Revelación del Año en La Rinconada.

“Es un verdadero orgullo y motivo de alegría emular a mi padre y tutor como Revelación del Año, titulo que conseguí la temporada en 2013 y ahora, ser campeón de los entrenadores en el principal circuito del país. Es inexplicable la emoción que se siente al, prácticamente tener asegurado el primer Casquillo de Oro y convertirme en el primer hijo, que junto a su padre, conquistan dos campeonatos en el hipódromo La Rinconada”, afirmó el joven que también agradeció la labor realizada por los capataces Reinaldo Caraballo, Andrés Adabvis, Rafael Hernández y Johnny Jairo.

José Francisco, que de lunes a sábado llega a 5:30 de la mañana a la caballeriza para organizar los entrenamientos de los ejemplares que tiene bajo su cuido, relató que desde temprana edad acompañaba a su padre a los establos, donde poco a poco fue aprendiendo los secretos del entrenamiento de los purasangre, pasión que siempre ha llevado en la sangre y el corazón.

Momentos inolvidables

“En la caballeriza celebramos cada victoria como una selectiva. Ganar la estadística me parece que es una de las metas de todo los entrenadores en cualquier hipódromo del mundo, sobre todo, si repites lo que hizo tu padre, pero considero que el emocionante y dramático triunfo de Draming Of Gold, con la monta de Santiago González, en el Clásico Simón Bolívar de 2014, la carrera más importante del calendario nacional, marcó un momento inolvidable en mi profesión. Fue algo indescriptible, debido a que es la competencia que todos queremos ganar y en la que se vieron involucrados los principales jinetes de La Rinconada”, relató en su cuadra al concluir el primer turno de entrenamientos de ejemplares durante la mañana de traqueos.

En relación a las situaciones difíciles que le ha tocado vivir en la profesión añadió: “Los peores momentos los pasas cuando se te lesiona o muere un caballo al que le tienes un especial cariño, tal como ocurrió con el ejemplar Presumido, que cayó fulminado de un infarto luego de concluir un briseo. Otro  suceso inolvidable en mi carrera, fue el distanciamiento de Dasha”.

“Ese fue otro momento inolvidable de mi carrera. Ocurrió el 23 de diciembre de 2012 cuando debuté ganando con Dasha y los comisarios la distanciaron del primero al tercer puesto. Ese tropiezo nos hizo pasar unas tristes navidades”, enfatizó el profesional que luego logró su primer triunfo oficial con Queen Norma.

El entrenador no dudó en afirmar que Quarterback, campeón de su generación a los dos años y Dreaming Of Gold, ganador del Clásico Simón Bolívar de 2014 son dos de los mejores ejemplares que han pasado por su caballeriza.

“Lamentablemente Quarterback vio frustrada su campaña al pisar una piedra en la pista de La Rinconada después de ganarle el “match” al tordillo The Great Toy  y presentó fractura del sesamoide, lesión que lo retiró de las pistas”, expresó D’Angelo.

“Kikito” considera que Javier Castellano, Santiago González, Emisael Jaramillo y Jaime “Pocho” Lugo, son algunos de los mejores jinetes que han montado en sus ejemplares. “El año pasado tuve la oportunidad de compartir con el campeón Castellano en la primera Serie Hípica del Caribe que se disputó en Gulfstream Park y llegamos segundo en la Copa Velocidad del Caribe con el caballo Forze Macau, en prueba ganada por Master Supreme”, indicó el preparador que considera que una de las bases de su éxito se debe a la constancia, dedicación, honestidad y el trabajo con intensidad, así como el apoyo del los caballerizos, capataces, veterinarios y todo el equipo que labora en su establo.


Preparador con vocación

Francisco “Kiko”D’Angelo, padre de “Kikito”, ganador de tres estadísticas y el premio como Revelación del Año, en el hipódromo La Rinconada, manifestó que el título que está por conseguir su hijo en el principal circuito de carreras del país, es un verdadero orgullo y motivo de profunda alegría para él. “Desde niño sabía que él tenía la vocación para ser un exitoso entrenador de caballos purasangre de carrera. Recuerdo que pasábamos mucho tiempo juntos y, como me tocó vivir durante siete años en mi caballeriza, él siempre me acompañó y compartimos ese tiempo juntos. Siempre preguntaba todo lo que le parecía nuevo, estaba pendiente de cada movimiento de los ejemplares. Observaba mucho y  tenía mucha capacidad para entender rápido las cosas. Yo sabia que tendría éxito en la profesión, solo era cuestión de tiempo y así sucedió. Desde aquí, Estados Unidos, le doy las gracias a Dios, a su equipo de cuadra y a los propietarios que le prestaron su apoyo para este importante logro, como lo es su primer Casquillo de Oro en el hipódromo más importante del país. Dios mediante y La Virgen y nos convertiremos en los únicos padre e hijo en ganar el premio Revelación del Año y campeones en La Rinconada”, manifestó “Kiko” D’Angelo, ganador de las estadísticas de 2001, 2003 y 2004 en el óvalo de Coche y que se encuentra compitiendo en Gulfstream Park, Florida.