Política

“Soy absolutamente inocente de cualquier cargo de corrupción”

Rafael Ramírez, ex embajador de Venezuela ante la ONU, no quiere revelar donde se encuentra ni cuándo regresará a Venezuela

Rafael Ramírez

Rafael Ramírez evita revelar dónde se encuentra tras renunciar como embajador de Venezuela ante Naciones Unidas, pero sí habla de sus discrepancias con el presidente Nicolás Maduro en entrevista con BBC Mundo.

—¿Dónde está usted ahora?

—Estoy fuera de Estados Unidos, por la sencilla razón de que no tengo manera de vivir en Estados Unidos. Terminé mi puesto como embajador representante permanente.

—¿Pero puede decir en qué país se encuentra? A Venezuela no ha vuelto…

—No todavía. Probablemente me voy a tomar unos días de calma, porque ha sido una situación compleja. Se le quiere dar como un velo de misterio a todo esto. No hay tal misterio, sino que sencillamente quiero estar un poco más tranquilo, acompasado. La situación política en el país merece que una aproximación se haga con mucha responsabilidad, respeto. Y ahorita las cosas están muy polarizadas allá, así que voy a ir pensando muy bien las cosas.

—¿Pero sí piensa volver a Venezuela pronto?

—Sí, es lo que deseo. Tengo tres años ya fuera de mi país. Por supuesto.

—Usted dijo que fue removido de su cargo por sus opiniones. ¿A qué se refiere?

—Tengo una idea muy clara de los problemas que estamos confrontando. Me tocó desempeñar en el año 2013 la VicepresidenciaEconómica. El marco que se estaba prefigurando, de complicaciones en lo económico, ya tenía elementos para predecir que iba a ser muy malo para el país. En ese momento yo lo advertí, lo escribí, se lo dije a las altas autoridades del Estado, a autoridades del partido, al sector privado. Teníamos un plan que después fue abortado porque no tuve el apoyo político. (…) Lamentablemente no estaba equivocado y las cosas han salido muy mal. Comencé a escribir y cada artículo mío es muy centrado en el tema económico, la gestión del gobierno, el manejo del petróleo de Venezuela. Eso, por supuesto, fue molestando a alguna gente, lamentablemente entre ellos al presidente (...) Y al manifestarme esa molestia el jefe del Estado, no puedo seguir en el puesto. Por eso mi renuncia y lamento que haya sido por mis opiniones políticas.

—¿Su salida del cargo está relacionada además a la detención de altos cargos de Pdvsa acusados de corrupción?

—No, no tiene nada que ver. Al contrario, probablemente ese señalamiento contra Pdvsa tenga que ver con unas críticas que he hecho a la gestión de Pdvsa. Evidentemente tengo un gran conocimiento de la industria petrolera y desde principio de año estoy alertando que nuestra producción de petróleo cayó un millón de barriles al día. (…) A partir de ahí ha venido una molestia muy grande, porque sé exactamente que ahí hay problemas. (…)

—¿Pero en ese problema de gestión usted incluiría un problema de corrupción?

—(…) Claro que la corrupción es un problema, yo la deploro, pero no es un asunto exclusivo de Pdvsa: tiene que ver con el sistema cambiario, el sistema público, el privado, que son los que tienen las instituciones financieras. (…)

—Hay quienes ven estas detenciones de altos cargos de Pdvsa como un ajuste de cuentas dentro del chavismo, por diferencias no desde el punto de la honestidad sino ideológico o con el gobierno.

—Me preocupa, y creo que tiene algo de eso. Sobre todo porque ha sido concentrado solo en ese sector. (…) Como he denunciado en mis escritos, se está recurriendo para el ejercicio de la política a herramientas inadecuadas, se está criminalizando la disidencia y se está estableciendo una forma de hacer política muy mala. (…)

—¿Teme o tiene indicios de que pueda enfrentar cargos en Venezuela?

—Si el gobierno bolivariano, el sector bolivariano o parte de él arremete contra mí en lo personal estarían cometiendo un error gigantesco. No solamente porque soy, como lo dijo muchas veces el comandante Chávez, la cara visible de nuestra política petrolera junto con él, la cara visible de todo un momento en nuestra economía y revolución, que trajo innumerables beneficios a nuestro pueblo, sino porque además se equivocan conmigo. Soy absolutamente inocente de cualquier cargo de corrupción. Más bien, he llevado una vida estrictamente apegado a la conducta de Chávez en cuanto a mi honestidad y mi transparencia. No tengo nada que temer en cuanto a mi función en la administración pública. (…)

—Entonces sí le preocupa la posibilidad de que el gobierno o la fiscalía presenten cargos en su contra…

—No. Lo veo remoto, a menos que sea definitivamente un enfrentamiento político contra mí. Pero no hay nada. Y yo tomé la previsión de tener un respaldo electrónico de todos los documentos de mi gestión.  (…)

—Hay reportes de que Estados Unidos le propuso un trato para colaborar con investigaciones de actividades ilícitas en Venezuela.

—Eso es falso. He escuchado esos rumores, sobre todo de gente que quiere romper la unidad del chavismo y acabar moralmente con los dirigentes. (…)

—¿Aspira a ser presidente de Venezuela?

—Ahorita no estamos para hablar de eso. Hay que interponer cualquier cosa personal a tratar de buscar un acuerdo para resolver este asunto. Hubiera querido seguir defendiendo a nuestro país, sobre todo en estos momentos tan importantes. Pero bueno, si tengo que hacerlo lo haré.