Política

Red Electoral y Súmate: No hay razones para que los partidos se legalicen

Analistas indicaron que el Poder Electoral y la ANC violan las leyes al exigir a las organizaciones un trámite por petición de Maduro

CNE
Por RAFAEL LEÓN

Súmate y la Red de Observación Electoral de la Asamblea de Educación se unen al coro de voces que rechazan la pronta respuesta que dio el Poder Electoral a la exigencia de la asamblea nacional constituyente de enviar a los partidos Acción Democrática, Primero Justicia y Voluntad Popular a un nuevo proceso de legitimación.

Ambas organizaciones calificaron como una violación más al derecho a elegir con libertad y a los principios democráticos que el Consejo Nacional Electoral, obedeciendo a la ANC –que no tiene potestades legislativas– fijara ayer la fecha para el proceso de validación de los tres partidos más votados de la Mesa de la Unidad Democrática, cuya tarjeta fue inhabilitada el año pasado en siete estados del país.

Advirtieron que en caso de que el organismo comicial deje por fuera de las próximas elecciones a esas tres toldas de la oposición por no acudir el próximo 27 y 28 a la revalidación, se vulnera el derecho de los ciudadanos a votar por el candidato y la tarjeta de su preferencia.

Francisco Castro y José Domingo Mujica, coordinador de Súmate y coordinador de la Red de Observación Electoral, respectivamente, coincidieron en que no hay razones legales para que las organizaciones políticas que no participaron en las elecciones de alcaldes vuelvan a someterse a un proceso de legitimación, como el del año pasado.

Castro indicó que esta exigencia es otra violación a las normativas y las leyes –incluso a las mismas establecidas por el Poder Electoral– que solo obedece a la intención del Ejecutivo de competir en procesos electorales en condiciones definidas a priori por el gobierno.

“El CNE demuestra de nuevo que es una institución que sirve a los intereses del Ejecutivo y que tiene capacidad técnica para ejecutar procesos electorales rápidamente, pero cuando le conviene”, expresó.

Mujica señaló que el trámite solicitado por la constituyente es una medida de represalia de alta gravedad, que corresponde a una restricción de los derechos de las organizaciones políticas y de los ciudadanos.

Ambos especialistas electorales criticaron la falta de información sobre logística y puntos, y el poco tiempo que fijó el CNE para que los partidos movilicen a su militancia a fin de reunir las firmas y salvarse de quedar extintos.

Castro dijo que se ha convocado de manera muy atropellada. “Llaman a revalidar a los partidos cuando el clamor del país es que se defina un cronograma electoral de presidenciales”, agregó.

Mujica manifestó que se busca poner a correr a los partidos y que se obstaculicen unos a otros. “Tendrán muchas dificultades para lograr reunir las firmas en tan breve lapso”, indicó.

Mayor desconfianza. Advirtieron que esas acciones del gobierno a través del CNE y la ANC disminuyen la confianza de los ciudadanos en el sistema electoral.

En respuesta a la proposición que llevaron los cancilleres al diálogo –de conformar un CNE equilibrado–, Castro y Mujica indicaron que el Poder Electoral debe ser el que demanda la Constitución: que sea electo por votación en la Asamblea Nacional y que sus rectores demuestren imparcialidad.

“Se pretende jugar con la inteligencia de los ciudadanos con la idea de que se van a colocar a unos rectores independientes, cuando está claro que el gobierno busca el control de este organismo”, refirió Castro. Afirmó que un cambio de las autoridades en el CNE tendría un impacto positivo en la confianza en los procesos electorales. Mujica señaló que eso sería beneficioso y que es recomendable para el clima democrático del país.

Tags

CNE