Política

Presionan a empleados públicos a votar por los candidatos oficialistas

Salas situacionales de los organismos llaman por teléfono a cada trabajador para que acudan el domingo a los centros electorales, dijeron sindicalistas

Ivan Freites, sindicalista petrolero

Referencial

En Pdvsa amenazaron a los trabajadores con sanciones ejemplarizantes si no van a votar, denunció el sindicalista Iván Freites

Nuevamente los trabajadores del sector público son objeto de presiones y amenazas por parte de las autoridades de los organismos y empresas del Estado para que voten el próximo domingo, en los comicios municipales, por los candidatos del gobierno, denunciaron sindicalistas.

“Las salas situacionales en las 30 empresas filiales de la Corporación Venezolana de Guayana ya comenzaron a exhortar al personal para que vote junto con sus familiares por los aspirantes oficialistas”, señaló Roger Salazar, directivo del sindicato de la Ferrominera del Orinoco.

El representante de Sintraferrominera advirtió que la presión se hará más fuerte el sábado y el domingo, cuando llamarán por teléfono a cada trabajador para que acuda a los centros de votación tal como ocurrió en las elecciones de gobernadores y de la asamblea nacional constituyente.

También indicó que “en las empresas básicas, el gobierno quiere ganarse la voluntad del voto de los trabajadores por la boca, pues repartirán las cajas del CLAP obrero entre hoy y el sábado”.

Marlene Sifontes, dirigente del Frente Autónomo de Defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato, denunció el acoso laboral bastante intenso en el Ipasme, en el Seguro Social y en la Alcaldía del Municipio Libertador de Caracas, que han amenazado con no pagar beneficios si el domingo no favorecen a los candidatos del madurismo.

Sifontes señaló que en la alcaldía el equipo de la candidata oficialista Érika Farías ya la da por ganadora y desde hace 15 días exigió la renuncia a sus cargos a los directores de la administración anterior de Jorge Rodríguez.

Empleados públicos de algunos ministerios que pidieron no mencionar sus nombres revelaron que recibieron el “mandato de arriba” para que lleven el próximo domingo el carnet de la patria a los centros de votación porque allí les exigirán ese documento y no la cédula de identidad.

Servando Carbone, dirigente de la Federación Nacional de Trabajadores del Sector Público, rechazó la estrategia gubernamental de imponer el carnet de la patria como el único documento ciudadano, que fue una declaración del presidente Nicolás Maduro el pasado domingo.

“La amenaza de exclusión con el carnet de la patria no es solo para los funcionarios y obreros del sector público y para los pensionados y jubilados, sino para toda la población por lo que el domingo los electores deben mantenerse firmes en presentar solo la cédula de identidad para sufragar, como lo establecen la Constitución y la ley”, advirtió.

Carbone lamentó que los partidos políticos de la oposición no hubieran rechazado de inmediato lo dicho por Maduro.

El representante de Fetrasep destacó que para el gobierno tiene un gran peso el voto de los 3 millones de trabajadores del Estado y para eso utiliza como un halago el pago adelantado de los aguinaldos y también la amenaza de sanciones si no votan o no llevan el carnet de la patria.

Iván Freites, directivo de la Federación Única de Trabajadores Petroleros de Venezuela, refirió que los gerentes amenazaron al personal de Pdvsa con sanciones ejemplarizantes si no participan en las elecciones de alcaldes. “A los trabajadores les comunicaron que es obligatorio votar y que revisarán sus credenciales en la nómina para cotejar si votaron o no y proceder en consecuencia”, agregó.