Política

Delcy Rodríguez abandonó la sesión de la OEA

La canciller llamó a los países presentes a la reflexión

Delcy Rodríguez

Archivo

Canciller de la República

La ministra de Relaciones Exteriores de Venezuela, Delcy Rodríguez, abandonó la sesión de debate en la Organización de Estados Americanos (OEA) que trata el tema de la situación venezolana y se lleva a cabo en Cancún, México, este 19 de junio.

La canciler explicó que Venezuela no reconocerá ningún resultado que salga de la reunión de naciones americanas porque no cuenta con la aprobación del país y llamó a los presentes a pensar en "las consecuencias terribles que la historia ha contado cuando esta organización ha llamado al intervencionismo".

Rodríguez consideró que las actuaciones de la OEA y específicamente de su secretario, Luis Almagro, constituyen “violaciones desmesuradas” y que buscan configurar “un proceso para lesionar los derechos de Venezuela”.

“El presidente Donald Trump dijo que la OEA era el instrumento para intervenir en Venezuela”, señaló la canciller venezolana.

La ministra le pidió a los presentes que miren también “a la otra Venezuela”.  “Le pido con humildad al grupo de países que piensen no solo en los que protestan violentamente sino en la Venezuela que quiere trabajar”, declaró Rodríguez.

“Hay una Venezuela, mayoritaria también, que no es opositora”, añadió.

Rodríguez agradeció a los países que “de alguna manera han tenido apego a los principios de esta organización” y a quienes “de alguna forma honesta han querido ayudar”.

Hizo referencia  a los pedidos de no realizar la Asamblea Nacional Constituyente emanados en la reunión de la OEA y aseguró que el proceso se llevará a cabo “con todas las garantías y protección de los derechos consagrados en nuestra Constitución”.

La canciller también denunció que desde el organismo supranacional se busque suprimir “uno de los mecanismos para superar los focos de violencia” y que desde el foro de naciones se busque “alentar la violencia”. “Esta constituyente como dialogo masivo es la única solución para superar la actual coyuntura”, agregó.

“No necesitamos ningún tipo de intervención o tutelaje para que los venezolanos superemos nuestras dificultades”, apuntó Rodríguez.