Política

Canciller de Venezuela celebra jornada de "victoria" en la OEA

La OEA no logró hoy aprobar ninguna de las dos declaraciones sobre la crisis de Venezuela ya que ninguna obtuvo los 23 votos necesarios

Delcy Rodriguez

Noticia al Dia

Sobre la conciencia de estos gobiernos, que desde la OEA pretenden la intervención y el tutelaje de Venezuela, pesa cada joven asesinado por la protesta apátrida y violenta de la oposición, dijo Rodríguez

La canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, celebró hoy lo que calificó como una jornada de victoria en la Organización de Estados Americanos (OEA), que no logró aprobar ninguna de las dos declaraciones sobre la crisis de Venezuela presentadas en la reunión de cancilleres en México.

"Ha sido una jornada donde la diplomacia del Alba (Alianza Bolivariana para los Pueblos de América), donde la diplomacia bolivariana se impuso", dijo la ministra de Relaciones Exteriores al canal estatal Venezolana de Televisión.

"A Estados Unidos se lo volvemos a repetir, no puede, ni podrá, nunca ha podido con la dignidad del pueblo de Venezuela", agregó. 

Rodríguez resaltó que es un motivo de victoria este resultado en la OEA y aseguró que Venezuela continuará "minuto a minuto, defendiendo los principios esenciales" que, a su juicio, debe regir a la comunidad de naciones americanas.

Señaló al secretario de la OEA, Luis Almagro, de ser artífice de la violencia en el país en conjunto con un grupo de gobiernos que, afirmó, "insisten y alientan los focos violentos" en Venezuela.

"Sobre la conciencia de estos gobiernos, que desde la OEA pretenden la intervención y el tutelaje de Venezuela, pesa cada joven asesinado por la protesta apátrida y violenta de la oposición", dijo.

La OEA no logró hoy aprobar ninguna de las dos declaraciones sobre la crisis de Venezuela ya que ninguna obtuvo los 23 votos necesarios.

Para aprobarse un texto en una reunión de cancilleres se necesita el voto de 23 naciones, los dos tercios de los 34 Estados representados en la reunión.

La reunión de hoy retoma la que se celebró el pasado 31 de mayo en Washington y tuvo que suspenderse tras cinco horas al constatar que no había acuerdo posible entre las dos propuestas de declaración presentadas.