Política

Canciller arremetió contra funcionario que denunció venta de pasaportes

La ministra de Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez, vinculó a Misael López con Lilian Tintori. Reiteró que lo informado por CNN era una campaña mediática y que Venezuela activó “las acciones” para resarcir los daños ocasionados

ctv-csh-delcy

Acosador sexual, delincuente, usurpador y mentiroso. Estos fueron los señalamientos que hizo la canciller Delcy Rodríguez contra Misael López, ex consejero venezolano en la Embajada de Irak.

La ministra de Relaciones Exteriores dio una rueda de prensa para desmentir y rechazar el trabajo periodístico que realizó la cadena de noticias internacional CNN para acusar a Venezuela de haber vendido pasaportes venezolanos a quienes pagaran miles de dólares.

“Los dueños de la cadena de televisión CNN carecen de moral, luces solamente en su bolsillo. El seis de febrero salió a la luz un programa de televisión pretendiendo vincular al gobierno bolivariano con el presunto tráfico de pasaportes. Queremos denunciar esta operación de una cadena al servicio de las agendas políticas de Estados Unidos”, expresó.

Rodríguez informó que el objetivo del encuentro con los medios de comunicación nacionales e internacionales era demostrar que López, quien fue el testigo e informante principal de CNN, era un “agente de una agencia imperial”.

Sostuvo que lo dicho en el programa de CNN, Pasaportes en la sombra, era “absolutamente mentira”. Agregó que era una acusación “muy grave” y destacó que querían denunciarla porque había sido hecha por una cadena –CNN- al servicio militar de Estados Unidos.

La canciller hizo varios señalamientos contra el diplomático y ex funcionario policial. Aseveró que López usurpó la identidad del embajador de Venezuela en Irak, Jonathan Velasco, e indicó que acosó sexualmente a una traductora que trabajaba en el lugar, la misma que el funcionario señaló en CNN como vendedora de pasaportes a extranjeros.

Sostuvo que López salió de Irak a Jordania “huyendo” como un “delincuente” y aseveró que también intentó robar dinero de Venezuela.

Igualmente vinculó al diplomático con Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López. Especificó que la abogada de Tintori mantenía una relación personal con Misael López, aunque no ofreció mayores detalles sobre los supuestos vínculos.

Informó que se inició el seguimiento del ex funcionario de la embajada, a quien llamó “el testigo estrella de CNN”.

“Cuando tenemos un expediente armado en contra de Misael López, por todos sus delitos, es que decide ir a los medios”, dijo.

Apuntó que lo que denominó como “campaña mediática” en Irak tuvo como consecuencia la “destrucción” de ese país.

“Las campañas de guerra mediáticas y psicológica contra los países tienen graves consecuencias”, dijo.

Reiteró que lo informado por CNN era una campaña mediática y que Venezuela activó “las acciones” para resarcir los daños ocasionados.  Aunque no especificó a cuáles acciones hacía referencia.

“Sabemos que las campañas imperiales vienen acompañada del intervencionismo”, expresó.

Rodríguez también le pidió a CNN que difunda “la verdad presentada” hoy, al igual que da a conocer mentiras sobre Venezuela.

Venezuela tardó nueve días en dar respuesta a la denuncia presentada por López y difundida en la investigación periodística de CNN. 

La denuncia

La cadena CNN y su filial CNN en Español presentaron el 6 de febrero Pasaportes en la sombra, un programa que mostró la investigación periodística desarrollada en conjunto por el medio internacional. En la misma se develó la información de una supuesta red de tráfico y venta de pasaportes venezolanos en el Medio Oriente, específicamente a través de la Embajada de Venezuela en Irak.

La investigación se basó en las denuncias que Misael López, ex consejo de la Embajada de Irak, hizo a las autoridades estadounidenses sobre la venta de los documentos venezolanos a personas que pagaran miles de dólares desde que estuvo en el recinto diplomático en julio de 2013.

López indicó que preparó un expediente sobre el hecho, el cual presentó a su jefe, el embajador Jonathan Velasco, y ante la falta de respuesta lo envió la misma canciller Delcy Rodríguez.

El ex funcionario policial detalló que una de las traductoras de la embajada estaba inmersa en la venta de los documentos y que ella le ofreció incluirlo en el negocio. Él se negó y posteriormente despidió a la funcionaria.

También indicó que halló una lista de 21 personas con nombres árabes que tenían asignados números de cédulas y pasaportes venezolanos. CNN investigó y los documentos son válidos, pero pertenecen a otras personas, con nombres latinos. Entre quienes tenían los documentos había un iraquí acusado de narcotráfico que tenía papeles que afirmaban que nació en el estado Zulia.

CNN y CNN en Español continuaron su investigación y solicitaron más de dos docenas de entrevistas al gobierno nacional. Trataron de confrontar a la ministra de Relaciones Exteriores y ella solo les dijo que era “mentira”.

López indicó que después de contactar al FBI, en la Embajada de Estados Unidos en Madrid, fue despedido por “abandono del cargo” y el gobierno venezolano inició una investigación en su contra por “divulgar documentos confidenciales y secretos”.

CNN obtuvo un reporte confidencial de inteligencia en 2013 obtenido que supuestamente dice que 173 individuos del Medio Oriente obtuvieron pasaportes y documentos venezolanos entre 2008 y 2012. Entre ellos, supuestamente individuos vinculados al grupo terrorista Hezbollah.

Además de López, CNN estuvo en contacto con el general retirado y exiliado Marco Ferreira, quien participó en el golpe de Estado en 2002. Ferreira, quien dirigió la Oficina de Identificación y Extranjería de Venezuela, indicó que fue testigo y recibió órdenes de emitir pasaportes a ciudadanos que no eran venezolanos.