Política

ANC adelanta elecciones presidenciales mientras oposición llama a la unidad

Simón Calzadilla señaló que el gobierno pateó la mesa de negociación. Julio Borges pidió organizarse para rescatar al país de la cúpula que quiere atornillarse en el poder e impide el voto libre

Delcy Rodríguez

EFE

La presidente de la ANC, Delcy Rodríguez, dijo que el adelanto de elecciones consolidará la paz

El constituyente Diosdado Cabello advirtió el lunes que la sesión de ayer, en ocasión de los 60 años del derrocamiento de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, sería de anuncios importantes, y lo fue. La ANC, cuyo origen ha sido considerado ilegítimo por la mayoría de los sectores dentro y fuera del país, aprobó ordenar al CNE adelantar las elecciones presidenciales y realizarlas antes del 30 de abril.

“¡Si el mundo quiere aplicar sanciones, nosotros convocamos elecciones. Este pueblo tiene el derecho de decidir su propio destino!”, argumentó.

La presidente de la ANC, Delcy Rodríguez, aseveró que con estos comicios se consolida el ciclo  electoral en defensa de la paz y de la soberanía: “Vamos a adoptar una decisión histórica frente a las amenazas imperiales que se ciernen contra nuestra patria, que pretenden darle vida a una moribunda oposición tratando de chantajear a nuestro pueblo con sanciones imperiales”.

La decisión se produjo días después de que la encuestadora Hinterlaces, dirigida por el constituyente Oscar Schemel, afirmó que un estudio reciente refleja que “72% de los venezolanos manifestó estar de acuerdo con adelantar, entre febrero y marzo, las elecciones presidenciales”.

Golpe a la mesa. La oposición rechazó la decisión de adelantar los comicios presidenciales cuando se exigen garantías electorales ante la mesa de negociación.

“Con el adelanto de las presidenciales el gobierno pateó la mesa de negociación”, afirmó Simón Calzadilla, representante de Avanzada Progresista, en las conversaciones que se realizan en Santo Domingo. Dijo, antes del inicio de la sesión de la Asamblea Nacional con motivo de los 60 años del 23 de Enero,  que la oposición se preparaba para un anuncio como el de ayer y consideró que la MUD debe reunirse con urgencia para definir un plan con acciones concretas.

Julio Borges (Primero Justicia), jefe de la misión opositora en la negociación,  señaló que, al igual que en 1958: “Todos tenemos que dar la mayor muestra de unidad para rescatar a Venezuela de la cúpula que quiere atornillarse en el poder y no permite la democracia y el voto libre en nuestro país”.

El presidente de la Comisión de Política Exterior del Parlamento, Luis Florido (Voluntad Popular), se hizo eco del llamado del Grupo de Lima y puntualizó: “Exigimos que las elecciones presidenciales sean convocadas con la adecuada anticipación, la participación de todos los actores políticos y todas las garantías democráticas con observación internacional”.

Como un agravio al proceso entre el gobierno y la oposición, emprendido en diciembre de 2017 en Dominicana, consideró el constitucionalista Juan Manuel Raffalli, asesor de la MUD, la decisión de la constituyente. “Llamar a elecciones fraudulentas en abril sí es una puñalada trapera a la posibilidad de un acuerdo a favor de la democracia”, subrayó.

Henry Ramos Allup, secretario general de AD, rechazó que la fijación de la fecha de las presidenciales sea una respuesta a las recientes sanciones de la Unión Europea. “No es una convocatoria electoral porque está por vencerse el período del presidente, sino que se anuncia la celebración de elecciones como una represalia”.

Los disidentes exigen no unirse al plan del Ejecutivo. El ex alcalde Antonio Ledezma afirmó, desde el exterior, que nadie puede avalar el nuevo fraude que fragua el gobierno. “Hay que dejar claro que no son elecciones, son ejercicios militares en un país absolutamente bajo ocupación militar”, indicó María Corina Machado.

Unidad para los cambios. El ex gobernador Henrique Capriles y el diputado Freddy Guevara (VP) llamaron a la unidad opositora ante la realización de elecciones que sorprende a la alianza sin fecha para la celebración de las primarias para escoger a su abanderado presidencial, y en medio de las decisiones para validar la tarjeta dela MUD el fin de semana.

“Hoy, mañana, pasado, la única gran verdad es que a este gobierno y su cúpula lo aborrece la inmensa mayoría de los venezolanos! Si se libera el derecho que tiene nuestro pueblo de decidir se van! Unidad más que nunca! Unidad para recuperar la democracia!”, escribió Capriles en Twitter.

Guevara exhortó a Primero Justicia, AD, Un Nuevo Tiempo, Vente Venezuela, Avanzada Progresista, Copei, La Causa R y a las demás  organizaciones  dejar de lado los intereses particulares y avanzar unidos “contra la dictadura para conquistar la libertad del pueblo”.

Ramón Guillermo Aveledo, ex secretario ejecutivo de la MUD, destacó que los venezolanos piden unidad opositora para lograr los cambios y exhortó a mantener abierto el Parlamento a pesar de las arbitrariedades del gobierno.

 “El 23 de enero de 1958 Venezuela amaneció de esperanza, de una esperanza que venció al miedo. ¿Coincidencia o destino? No podemos negar que en Venezuela los años terminados en 8 han resultado ser años de cambio político”, aseguró en su discurso de orden ayer ante la Asamblea Nacional.


Gobierno aprovecha fracturas de la MUD

El presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, señaló que con la decisión sobre las elecciones presidenciales, que calificó de movimiento estratégico, el gobierno coloca la fecha de la elección “como una nueva pieza de negociación y presión para lograr un acuerdo que le convenga”.

El analista avizoró un resultado adverso para la oposición, como ocurrió en las elecciones regionales del 15 de octubre, si se mantienen “las mismas condiciones electorales, las mismas fracturas opositoras, la misma convocatoria a la abstención sin opción alternativa y la misma necesidad oficial de sostenerse en poder como sea frente a costos infinitos”.

León advirtió que si no se logra revertir la decisión de la ANC de adelantar los comicios, la oposición concurriría al proceso de forma fracturada “entre quienes presentarán candidato (unitario o no) y quienes llamarán activamente a la abstención. Una posición muy desventajosa”.  Cree que tras el adelanto comicial, recrudecerá de manera exponencial la posición internacional contra el gobierno en momentos cuando no hay resultados de la negociación ni cambios en las garantías electorales.

El presidente del Centro de Estudios Políticos de la UCAB, Benigno Alarcón, considero que para el Ejecutivo  tiene toda la lógica adelantar la elección presidencial por dos razones: “se enfrenta a un año muy complicado económicamente y porque está tratando de agarrar a la oposición en un momento de mucha desarticulación".