GDA

La Nación: Las cuatro estrategias del chavismo contra los medios

El diario argentino consultó a los sindicatos venezolanos de periodismo, quienes detallaron las medidas sancionatorias aplicadas por el gobierno del presidente Nicolás Maduro y el fallecido presidente Hugo Chávez a los medios de comunicación 

Nicolás Maduro

El bloqueo de la señal de la cadena de noticias CNN es el último reporte de la guerra que Hugo Chávez declaró contra los medios desde los inicios de su gestión, y que el actual presidente venezolano, Nicolás Maduro, sostiene con firmeza. Cerca de 60 medios han dejado de operar en el país durante la gestión chavista, de acuerdo con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) y el Colegio Nacional de Periodistas venezolano. Muchos otros sobreviven, pero al ras de la censura.

"El cese de la transmisión de CNN no es un caso aislado. El gobierno tiene enorme interés por silenciar a todo aquél que pueda dejar en evidencia su gestión irregular y, sobre todo, los casos de corrupción que lo involucran", declaró Marco Ruiz, presidente del SNTP, a La Nación. Explicó que el caso de CNN violó toda la legislación sobre la materia en Venezuela: "Hubo una instrucción directa y pública de Maduro contra CNN. Pidió su salida del aire y dos días después se concretó la amenaza, sin que se realizara ningún proceso administrativo".

Solo el fin de semana pasado, cuatro periodistas -dos de ellos brasileños- fueron detenidos por investigar las repercusiones del caso Odebrecht en el país. Al menos 729 ataques contra periodistas y medios se han registrado en los últimos dos años, según reporta el Instituto de Prensa y Sociedad.

"El bloqueo de medios internacionales es una de las estrategias del gobierno para mantener desinformada a la población. Es muy grave, porque son las cadenas internacionales las que están difundiendo información que los medios de Venezuela no publican por el hostigamiento que sufren", señala Ruiz.

Además del bloqueo de medios internacionales, el chavismo ha logrado crear un cerco a la prensa con la compra de diarios, el cese de concesiones de radios y televisoras y la restricción para la compra de papel periódico.

1. Bloqueo de medios internacionales

CNN en Español es el cuarto medio internacional que es bloqueado dentro de Venezuela. Su antecedente más inmediato fue Infobae, en octubre de 2014. "El sitio argentino ha cometido faltas graves que ofenden la dignidad de la familia de Robert Serra", dijo el gobierno en un comunicado. Serra era un diputado chavista que fue asesinado en extrañas circunstancias. Infobae había publicado fotos del cadáver del funcionario y por eso la web es inaccesible desde ese país.

El canal de noticias colombiano NTN24 también dejó de transmitir en el país en febrero de 2014, por informar sobre la intensa jornada de protestas contra Nicolás Maduro que vivió el país ese año y que dejó decenas de muertos. El gobierno chavista los acusó de querer desestabilizar el orden público y ordenó a todas las compañías de televisión por cable que eliminaran al canal de sus parrillas.

El SNTP confirmó a La Nación que el gobierno también ordenó bloquear la señal del canal mexicano TV Azteca, por retransmitir el documental "Pasaportes en la sombra", que realizó CNN y que reveló varias irregularidades en la emisión de visas y pasaportes venezolanos, incluidas las acusaciones de que estos documentos fueron entregados a personas vinculadas con el terrorismo. Este material provocó también la suspensión de la cadena estadounidense.

2. Cese de concesiones

El gobierno se ha valido de distintos procesos administrativos para revocar las concesiones para transmitir de al menos 34 emisoras de radio. Pero el caso más emblemático fue RCTV, la televisora más antigua del país y férrea crítica del gobierno. Dejó de transmitir en 2007 luego de que Hugo Chávez pidiera públicamente que no se le renovara la concesión. La Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó en 2015 al Estado venezolano por la medida, que calificó como una grave violación a los derechos humanos.

Las concesiones del resto de las señales que operan se suelen renovar cada cinco años, por la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, un organismo que depende exclusivamente del Ejecutivo venezolano. El lapso es incluso menor al período presidencial. Los canales sucumben ante la censura por miedo a que no le renueven los permisos.

3. Diarios impresos

Al menos 22 periódicos han dejado de circular desde 2013 por las restricciones en la compra de papel periódico, según la ONG Expresión Libre. El material no se produce en Venezuela y los medios tienen que importarlo. Pero el estricto cepo cambiario en el país hace necesario que las empresas tengan que pedirle al Gobierno que le apruebe un cupo de divisas necesario para la comprar del suministro.

4. Compra de medios

Al menos 25 medios de comunicación cambiaron de dueños en los últimos seis años, según el estudio "Propietario de la censura" que publicó el Instituto de Prensa y Sociedad en 2015. Han sido procesos de compra y venta bastante opacos, forzados por un conjunto "de presiones contra los medios por su línea editorial como la apertura de procesos judiciales y cierre de fuentes de información.", dice el informe.

Los casos más sonados:Globovisión, la única televisora 24 horas de información en el país, y la Cadena Capriles, el emporio de medios impresos más importante de Venezuela. Tras el cambio de propiedad, hubo claras modificaciones de sus líneas editoriales y comenzó el despido o renuncia de decenas de periodistas que denunciaron ser objeto de censura.