Deportes

Real Madrid y la “BBC” se reivindican con goleada

Sin Marco Asensio en el 11, Zinedine Zidane volvió a confiar en su tridente ofensivo

ctv-jpo-cristiano-ronaldo

EFE

CR7 podría conseguir su quinta Liga de Campeones

Por EFE

El Real Madrid derrotó al Deportivo Alavés en una demostración de pegada de la "BBC" el día de su reencuentro en el equipo titular de Zinedine Zidane, con doblete de Cristiano Ronaldo, un tanto de Bale jugando al fin en la izquierda y dos asistencias de Karim Benzema en un gran encuentro que cerró marcando de penalti.

El Real Madrid confirmó el regreso de su pegada. Los veinte tantos marcados en sus cinco últimos partidos son la solución a cualquier problema que sufriese y la esperanza del madridismo para seguir haciendo historia en la Liga de Campeones. En Liga comienza a hacer pequeños a los rivales, como logró con un Alavés que llegaba lanzado y acabó goleado.

Después de retirar el cartel de intocable que portaba la "BBC", Zidane volvió a confiar en su tridente ofensivo modificando su distribución. Sin Marco Asensio regresaba en el 11, Bale y el momento dulce de Lucas Vázquez, máximo asistente madridista, obligaba a continuar con un 4-4-2 en el que, al fin, el galés jugaría en su zona natural.

La banda izquierda fue donde Bale llegó a ser uno de los mejores jugadores de Europa. Perdido en sus últimas apariciones como segunda punta, señalado por falta de entrega, se le presentaba una oportunidad de volver a ganarse el puesto. Con la lección aprendida no le faltó actitud y aportó gol.

El Alavés llegaba en el mejor momento de su temporada al Bernabéu, con la resurrección confirmada gracias al "efecto Abelardo" y la tranquilidad de tres victorias consecutivas. Le permitió salir con confianza, con líneas unidas y las ideas claras.

No arriesgaría y buscaría la habilidad de Hernán Pérez, la velocidad de Pedraza y algún remate que enganchasen los de arriba. Consiguió frenar de inicio a un Real Madrid que no encontró puerta hasta que el primer intento de Cristiano avisaba a Pacheco que no tendría un dulce regreso a la que fue su casa.

El encuentro quedó sentenciado en el primer minuto de la reanudación, cuando Benzema dio el pase de gol a Bale, que jugó en su sitio natural en banda izquierda, y definió en carrera de zurda.

El tercer tanto lo firmó de nuevo Cristiano, para llegar a 14 en Liga, a los 61 minutos. El portugués dejó el penalti final a Benzema para que el francés cerrase marcando su buen partido y la goleada blanca en su primer penalti chutado en la Liga.