Deportes

Perú tuvo un Guerrero en el momento preciso

La selección inca, que había empatado en el primer duelo de la Copa América contra Venezuela, logró una victoria 3-1 sobre Bolivia y está a un paso de los cuartos de final

Perú "dio todo" para vencer 3-1 a Bolivia y quedar a un paso de la clasificación a cuartos de final de la Copa América-2019, dijo el goleador Paolo Guerrero, autor de uno de los tantos del triunfo inca en la segunda fecha del Grupo A.

Con su gol en el Maracaná, Guerrero suma 12 tantos en Copa América y lidera junto con el chileno Eduardo Vargas la lista de máximos artilleros activos del torneo.

"El equipo dio todo y ahora hay que descansar, que se viene Brasil (...), un rival difícil", soltó Guerrero al finalizar el partido en Río de Janeiro. "Sabía que iba a llegar", a la pelota en la jugada del gol, agregó el "Depredador" al rememorar el movimiento ofensivo de los dirigidos por Ricardo Gareca que terminó en el empate transitorio a los 45 minutos.

Bolivia abrió la cuenta de penal a los 28 minutos por medio de Marcelo Martins y los incas dieron vuelta el marcador con el tanto de Guerrero y anotaciones de Jefferson Farfán (55) y Edison Flores (90+6). Perú suma cuatro puntos en el Grupo A y Bolivia cierra las posiciones sin unidades.

En el minuto 55, Jefferson Farfán sumó de nuevo con un cabezazo y en el 90+6 Edison Flores rubricó con un zurdazo. Yoshimar Yotún fue uno de los principales artífices de la remontada, pues, aunque no marcó goles, sí tuvo influencia en varios sectores de la cancha, tal y como lo evidencia el mapa de calor @Driblab

La victoria dejó a los incas con cuatro puntos, con muchas posibilidades de pasar a cuartos, sea cual sea el resultado de su choque contra Brasil en la tercera y última jornada de la fase de grupos.

Los bolivianos quedan muy tocados, pero no hundidos: todavía podrían optar a uno de los dos cupos como mejores terceros de grupo. "Tenemos que ir a jugárnosla ante Venezuela. Con los ingredientes que ha tenido este partido de agresividad, intenciones de llegar al arco rival, y presión más alta, vamos a ir a buscar el partido, es nuestro último chance", declaró en rueda de prensa el entrenador boliviano, Eduardo Villegas.

Sin embargo, en este partido surtió mucho efecto la presión planteada por Perú. Según los datos recopilados por @Driblab, el promedio del número de pases consecutivos de Bolivia antes de una acción defensiva de los peruanos fue de apenas 7,7 pases, mientras que los incas promediaron un poco más del doble. Además, la eficacia de Perú para recuperar el balón también se evidenció en el apartado de las asistencias esperadas (xA), que es una variable de @Driblab que cuantifica la calidad de los pases en zona de peligro para el rival en cuestión.

Otra vez el VAR. Se notó desde el inicio que Perú, que necesitaba con mucha urgencia los tres puntos, tiene más recorrido y pasa por un mejor momento. A los pocos minutos, los incas ya se habían adueñado del juego, moviendo el balón a su antojo por ambas bandas, recuperando con rapidez el balón y buscando a Guerrero, la estrella del Internacional de Porto Alegre.

También le ayudó el juego gris, la poca presión y los errores no forzados de los altiplánicos, que no podían conectar con Martins, del Shijiazhuang chino. Los incas abrieron mucho juego por la derecha, aprovechando la velocidad del extremo Andy Polo, una novedad en el once inicial del "tigre" Gareca.

El jugador del Portland Timbers de Estados Unidos avisó con un disparo entre los tres palos al inicio, se sacó varios centros peligrosos y participó en una pared que casi termina en penal. Entonces apareció otra vez el VAR para castigar a Perú.

En su primer partido contra Venezuela, le anuló dos goles. Esta vez, le señaló un penal. Tras una confusa jugada en el área, con un balón que chocó contra la mano de un defensa, el árbitro, el ecuatoriano Roddy Zambrano, consultó al videoarbitraje y terminó haciendo el gesto de pena máxima, convertida con autoridad por Martins.

Los hinchas peruanos, mayoritarios en un otra vez semivacío Maracaná, mostraron su ira. Ahí, la Verde, que gana desde octubre del año pasado, tuvo su cuarto de hora de gloria. Empezó, de repente, a triangular, a buscar de nuevo a Martins, sobre todo a través del extremo Alejandro Chumacero.