Deportes

Cristiano Ronaldo acabó con la sequía en Getafe

El delantero portugués anotó en el minuto 85 el tanto que marcó la diferencia para que su equipo venciera 2 goles por 1 

ctv-4dr-cristiano-ronaldo

EFE

El jugador luso necesitaba marcar

Cristiano Ronaldo se reencontró con el gol en la Liga Santander para dar la victoria al Real Madrid, 1-2 ente el Getafe en un choque gris del conjunto blanco que arregló el delantero portugués a falta de cinco minutos para el final.

El jugador luso necesitaba marcar. Su sequía en el torneo de la regularidad duraba demasiado tiempo. Hace mucho que no era protagonista, salvo en Europa, donde sus goles lucen como siempre. Y, en el Coliseum Alfonso Pérez, volvió a celebrar algo por el bien de su equipo, que jugó con fuego y estuvo a punto de quemarse. El equipo de Zinedine Zidane tenía ganas de volver a la competencia después del paro por los partidos internacionales. Reducir la distancia de siete puntos que tiene el Barcelona es un objetivo de primer orden en el club blanco y sin jugar no hay opciones de lograrlo.

El técnico francés, que celebró su duelo número 100 sentando en el banquillo madridista, apostó por un regreso a la Liga con rotaciones para dar descanso a algunos hombres que disputaron muchos minutos con sus selecciones. Sin Luka Modric, Casemiro, Raphael Varane o Isco Alarcón, futbolistas como Diego Llorente, Nacho Fernández, Lucas Vázquez o el marroquí Achram, tuvieron su oportunidad en el día que regresaron Marcelo y Karim Benzema. Con esos nombres, el Real Madrid tenía que hacer algo que se le da muy bien esta temporada: ganar fuera del estadio Santiago Bernabéu.

Con espacios, el conjunto blanco es más eficiente. Y a domicilio, donde sus rivales no se cierran tanto como en el Bernabéu, tiene más opciones de desarrollar una de sus mejores virtudes. Pero Zidane tal vez no contó con encontrarse con un equipo que se echó atrás desde el primer minuto. El Getafe se encerró en su parcela del campo, como hizo contra el Barcelona, a la espera de algún contragolpe con el que intimidar a su rival. Además, intentó cortar el ritmo del juego todo lo que pudo. Y, el césped, no ayudó para que el balón rodara con rapidez. Con ese guión inesperado, el Real Madrid se atascó.

El portugués por fin celebró un gol, al minuto 85. Ahora le tocó el turno a Cristiano, que renació por un segundo para evitar un buen roto.