Deportes

Barcelona alzó el trofeo Joan Gamper después de vencer a Boca Juniors

Malcom, Messi y Rafinha marcaron los goles de la victoria en el Camp Nou  

Barcelona alzó el trofeo Joan Gamper después de vencer a Boca Juniors

 EFE 

Por EFE

El Barcelona ganó este miércoles el trofeo Joan Gamper después de vencer, 3 - 0, al conjunto Boca Juniors en un partido pausado que no reflejó la igualdad de condiciones en el marcador final.

Ernesto Valverde, director técnico del Barcelona, colocó en el 11 inicial a Arturo Vidal y Malcom, dos de los nuevos fichajes del club. 

El conjunto blaugrana podría jugar esta temporada con un esquema de 4-3-3, como lo hizo en este partido, con Messi partiendo desde la derecha pero con libertad para moverse por todo el flanco de ataque.

Dominó el Barça en los primeros minutos, aunque no disparó a puerta hasta pasado el cuarto de hora. Coutinho, en jugada personal, puso a prueba al meta Andrade desde la frontal y, dos minutos después, Malcom recibió en banda izquierda de Messi y se estrenó como goleador en el Camp Nou, con un disparo seco luego de perfilarse el balón con la zurda.

Bajaron la tensión los azulgranas después del 1-0, y empezó a aparecer Boca en campo contrario, sobre todo con las internadas de Villa por banda derecha.

Sin embargo, las dos primeras ocasiones de los visitantes llegaron a la media hora, mediante el saque de esquina. En el primero, Goltz cabeceó a las manos de Ter Stegen y, en el segundo, Izquierdoz, remató, también de cabeza, pero desviado.

Con el equipo de Guillermo Barros Schelotto cada vez más cómodo en el choque, apareció Messi entre líneas y realizó una pared con Munir que le devolvió Goltz en un mal despeje, para batir a Andrada, a seis minutos para el final de la primer mitad.

En la jugada siguiente, Munir robó un balón y pudo hacer el tercero, pero esta vez Andrada estuvo atento para rechazar su disparo, primero, y el de Malcom, después, en una doble ocasión azulgrana.

En el segundo tiempo Valverde cambió a ocho jugadores y el Barcelona empezó con un equipo prácticamente nuevo la segunda mitad. Barros Schelotto se unió a los cambios y el ritmo del partido decayó.

Solo el gol de Rafinha, con control con el pecho y sombrero a Andrada incluido luego de trazar una precisa pared con Luis Suárez, rescató el partido.