Mundo

Pasado del vicecanciller de Austria aparece vinculado al nazismo

Un lider neonazi acusa a quien es también jefe del partido ultranacionalistra FPÔ, Heinz- Christian Strache. La portavoz del bloque Neos, cuestionó: “¿Cómo puede ser que el peor neonazi del país pueda ejercer presión sobre el vicecanciller?” 

ctv-wmf-heinz
Por EFE

La oposición en Austria se mostró este viernes alarmada por la revelación de que un conocido líder neonazi insinúa tener información comprometedora sobre el pasado del actual vicecanciller y jefe del partido ultranacionalista FPÖ, Heinz- Christian Strache. “(Strache) nunca formó parte de nuestro ‘grupo sanguíneo', pero en la intimidad se presentaba como un gran nacionalsocialista”, asegura el líder neonazi, Gottfried Küssel, en una entrevista publicada por la revista extremista alemana N. S. Heute. “Hubo episodios divertidos, pero de eso no quiero hablar ahora, tal vez la necesitamos (esa información) en el futuro”, agrega el extremista de 61 años de edad, que acaba de salir de la cárcel tras casi ocho años de arresto por apología al nazismo.

Strache, de 49 años de edad, es líder el FPÖ, que gobierna Austria como socio menor en una coalición con el partido popular ÖVP, del canciller federal, Sebastian Kurz. El FPÖ fue fundado en los años 1950 por antiguos nazis y hasta hoy muchos de sus militantes tienen problemas para distanciarse de ese pasado y de esa ideología.

En la misma entrevista, citada hoy por el diario liberal Der Standard, Küssel asegura haber conocido a Strache cuando este tenía 14 años de edad (en 1983) y participaba en “campañas electorales” xenófobas del movimiento neonazi austríaco.

Más tarde, recuerda el dirigente neonazi, el ahora vicecanciller participó en "ejercicios paramilitares" de la ultraderecha radical, cercana a la VAPO, una organización extremista fundada y liderada por Küssel en los años 1980. Küssel fue condenado en 2013 a siete años y nueve meses de cárcel como responsable de una página web abiertamente neonazi.

Strache ni su portavoz quisieron comentar las informaciones publicadas hoy por Der Standard; los opositores partidos SPÖ (socialdemócratas), Neos (liberales) y Jetzt (ecologistas) reaccionaron con alarma. “Strache está bajo fuerte presión y obligación: o aclara este asunto, incluso vía judicial, o dimite inmediatamente”, dijo el portavoz del SPÖ y ex ministro de Cultura, Thomas Drozda. “¿Cómo puede ser que el peor neonazi del país pueda ejercer presión sobre el vicecanciller?”, se preguntó una portavoz de Neos. “Strache debe aclarar esto lo antes posible, ya que hablamos de uno de los cargos públicos más importantes del país”, agregó.

El líder de Jetzt, Peter Pilz, habló de una “amenaza abierta” contra el vicecanciller y exigió un esclarecimiento inmediato. Instó al canciller Kurz a aclarar “hasta qué punto un vicecanciller presionado por neonazis tiene capacidad de actuación”. “En Alemania (Strache) ya habría dimitido”, afirmó. No es la primera vez que el Ejecutivo de Kurz debe lidiar con acusaciones por extremismo contra sus socios ultranacionalistas. Desde el comienzo de la coalición, a finales de 2017, surgieron casi semanalmente escándalos e incidentes antisemitas o neonazis desde el entorno del FPÖ. El más reciente fue un poema escrito por el vicealcalde de Braunau –la ciudad natal de Adolf Hitler– en el que rste compara los inmigrantes con ratas.