Mundo

El Parlamento suspendió sesión para juramentar a Puigdemont

El jefe de la cámara, Roger Torrent, dijo que la medida estará vigente hasta que se cumplan las garantías democráticas

Puigdemont
Por MADRID/EFE

Miles de manifestantes se concentraron en las cercanías del Parlamento catalán para protestar el aplazamiento de la reunión donde debía debatirse la juramentación del nuevo presidente de la Comunidad Autónoma de Cataluña, cargo al que aspira Carles Puigdemont.

El presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent, aplazó la sesión en la que debía juramentarse de candidato a presidente regional el independentista Carles Puigdemont, hasta que se cumplan las garantías democráticas para la elección.

“Dado que no se dan las condiciones para asegurar una sesión de investidura efectiva ni las garantías para el ejercicio pleno y libre de los derechos políticos del candidato, he decidido aplazar la celebración del pleno”, justificó el legislador en una carta enviada a los grupos parlamentarios.

Torrent precisó que no está planteado proponer otro candidato que no sea Puigdemont, que concentra el respaldo de las fuerzas independentistas catalanas, con 70 de los 135 puestos de la Cámara.

El Tribunal Constitucional rechazó las razones de Carles Puigdemont contra la prohibición de que sea investido presidente de Cataluña sin comparecer en el Parlamento regional. En una decisión el sábado suspendió la juramentación si el candidato no está presente y cuenta con un permiso judicial para ello.

El gobierno español dijo que el aplazamiento es una muestra de respeto a la legalidad y una consecuencia obligada con el Estado de Derecho, pero fue motivo de discrepancia entre los independentistas.

La coalición de centroderecha Junts per Catalunya, que encabeza Puigdemont, rechazó la decisión de Torrent porque aseguró que las condiciones están dadas para celebrar la sesión. El líder de Izquierda Republicana, Oriol Junqueras, agradeció la medida de Torrent para garantizar la defensa de los derechos de los diputados electos. Carles Riera, portavoz parlamentario de la CUP, pidió mantener la convocatoria del pleno por lealtad al resultado de los comicios del 21 de diciembre, e instó a desobedecer al Tribunal Constitucional si es necesario.