Mundo

Absuelto el hombre que alquiló la casa a yihadistas de París

Jawad Bendaoud reconoció dedicarse al narcotráfico, pero aseguró que no había puesto el apartamento al servicio de los terroristas

Jawad Bendaoud

EFE

El abogado de Jawad Bendaoud atiende a los medios de comunicación, en el Palacio de Justicia de París

Por EFE

Jawad Bendaoud, el hombre que alquiló el apartamento en que se escondieron los organizadores de los atentados del 13 de noviembre de 2015 en París y Saint Denis, fue absuelto de complicidad con terrorismo, en la sentencia del primer proceso vinculado con los ataques.

El Tribunal Correccional de París no consideró probado que Bendaoud conociera las intenciones terroristas de las personas a quienes alquiló su apartamento en Saint Denis y que habían participado en los ataques, entre ellas el cabecilla del comando, Abdelhamid Abaaoud.

Bendaoud, para quien la Fiscalía pedía cinco años de prisión, salió ayer de prisión tras un tormentoso y mediático juicio.

La corte condenó, sin embargo, a otras dos personas que se sentaban en el banquillo de los acusados, entre ellos Mohamed Soumah, sentenciado a cinco años de cárcel por complicidad con crimen terrorista.

Los jueces consideraron que Soumah tenía información suficiente sobre las intenciones de los yihadistas y la voluntad de ayudarles en su fuga.

Mientras, Youssef Aït Boulahcen, primo de Abaaoud y hermano de Hasna Aït Boulahcen, fue condenado a cuatro años de cárcel.

Bendaoud, conocido delincuente de Saint Denis de 31 años de edad, reivindicó desde el primer momento su inocencia y reconoció dedicarse al tráfico de drogas, pero aseguró que no había puesto el apartamento al servicio del comando de haber conocido sus intenciones.

Su rostro se hizo público, cinco días después de los atentados cuando asesinaron a 130 personas en París y Saint Denis, los antidisturbios franceses asaltaron el apartamento, lo que provocó la muerte de sus ocupantes.

Los investigadores indicaron que los yihadistas ultimaban otro atentado en el barrio de negocios de La Defense, a las afueras de París.

Bendaoud acudió al lugar, acordonado por la policía, y fue interrogado por la televisión, antes de ser arrestado ante las cámaras. Tras escuchar el veredicto exculpatorio, el acusado levantó los brazos en señal de victoria, saludó a los gendarmes que le escoltaban y besó a su abogado.

Tags