Entretenimiento

El viernes se puso en pausa la familiaridad de 99.1

Amalia Heller, fundadora de la emisora, asegura que Conatel no avisó del procedimiento, aun cuando la concesión está vencida desde 2008. La decisión fue no renovarla

La Nueva Mágica 99.1
Por KARLA FRANCESCHI C. | kfranceschi@el-nacional.com | HUMBERTO SÁNCHEZ AMAYA | hsanchez@el-nacional.com

De golpe y porrazo. Así se acabaron el viernes los 28 años de historia de La Nueva Mágica 99.1. Por decisión de Conatel, y sin que se le hubiera informado de un procedimiento administrativo sancionatorio en contra de la emisora, la radioestación cesó transmisiones pasadas las 10:00 pm. Le faltaban 19 días para cumplir 29 años.

Las voces de Carlos Fraga, Marianella Salazar, Auri Castillo, Kiara, Shia Bertoni y Pedro Penzini, entre otros, dieron paso a interminables horas de música. El tiempo de la programación no ha sido rellenado y no se sabe quiénes se encargarán de la emisora ni de su producción.

Tres veces cambió su nombre para terminar como La nueva mágica pero nunca dejó a un lado los valores con los que fue fundada, la familiaridad uno de ellos. El 13 de septiembre de 1989 inició operaciones y Amalia Heller, su fundadora y la conductora de La magia de Amalia Heller, recuerda claramente ese día.

“Fue una locura. Hubo días que estuvimos en el Ávila hasta las 2:00 am montando la torre. Los comienzos fueron muy duros”, recuerda sobre los primeros días de la emisora que fundó junto con su esposo, Leonardo Ron Pedrique. En los últimos tiempos sus hijos, Salomón y Miguel, desempeñaron cargos dentro de la emisora.

Con ella coincide Carlos Fraga, quien desde hace 5 años se mantenía al frente del programa Casos y cosas de Fraga. Para La nueva mágica lo más importante era convertirse en familia.

“Esos 5 años junto con Antonio Vasco (productor y copresentador del espacio) fueron de riqueza, aprendizaje, de sentirme cómodo y muy bien. Estoy en pleno proceso de duelo, por el hecho del cierre. Siempre es un duro golpe cuando apagan un medio, porque va en contra todo los valores que tengo como periodista y comunicador. Por otro lado, porque la familia que logramos construir. ¡Hay tanta gente que se quedó sin trabajo!”

Heller recapitula sobre las casi 80 familias que se quedan sin sustento por el cierre de La nueva mágica. Pero no atina a decir palabras. Cinco días después, todavía no se explica por qué Conatel tomó la decisión y por qué se presentaron fiscales del organismo sin previo aviso.

“La concesión venció aproximadamente en 2008. Todo este tiempo mantuvimos una actitud de trabajo impecable. Claro que en los programas se hablaba de política porque no se puede estar de espaldas a lo que sucede. Pero siempre fue de manera respetuosa.  No sé qué hay detrás. Siempre trabajamos de buena fe. Pero la vida es una caja de Pandora. Me quitaron la emisora pero mi integridad está aquí. Lo último que se pierde es la esperanza”, añade.

Una vez se conoció el cierre de la emisora, Marianella Salazar, recordó que Conatel había abierto un procedimiento por una entrevista que José Domingo Blanco le había hecho a Juan Carlos Sosa Azpúrua el 31 de julio.

La conductora de Hoy por hoy asegura que no debería extrañar a nadie la decisión que tomó Conatel, que considera criminal por haber dejado a los trabajadores de la radio desempleados en medio de la crisis económica que vive el país.

“Eso pasa solo en dictaduras. La hegemonía comunicacional del gobierno comenzó desde la época de Hugo Chávez con el cierre de RCTV y luego del circuito CNB. Ellos luchan por tratar de tapar el sol con un dedo”, dice la periodista, que describe sus 15 años en la emisora como una gran experiencia en la que tuvo toda la libertad para hacer una producción independiente.

Blanco, mejor conocido como Mingo, es el conductor de Puntos de Vista. Trabajó en La Nueva Mágica 99.1 desde 2005. En la controversial entrevista que lo puso en el ojo del huracán, Sosa Azpúrua insistía en la necesidad y obligación, luego de la consulta popular del 16 de julio, de la formación de un gobierno de transición por parte de la Asamblea Nacional y que para lograr esos objetivos, era necesaria una alianza militar con Estados Unidos.

El académico alificó al gobierno como criminal y narcotraficante con el único objetivo de destruir al país. Afirmó además que entre los diputados de la oposición hay intereses dispares que impiden que se cumplan estas metas.

“Sosa Azpúrua no ha cambiado su forma de decir las cosas, todo el mundo conoce sus planteamientos. Eso tan solo fue un ingrediente más para que esto ocurriera. Se han conjugado muchas cosas. La mayoría de las emisoras están en un limbo por el tema de las concesiones”, agrega el locutor.