Entretenimiento

Producciones venezolanas llegan al Festival de Cine Latino de Chicago

En el encuentro, que comenzará el 28 de marzo, se proyectarán películas de Carlos Oteyza, Patricia Ortega y Michael Labarca, entre otros

EL PUEBLO SOY YO

El pueblo soy yo: Venezuela en populismo, del director Carlos Oteyza, será la primera producción del país que se proyectará en el festival

Por Grace Lafontant | glafontant@el-nacional.com | @panparagea

Durante 35 años la ciudad más importante del estado de Illinois ha celebrado la producción audiovisual en español, francés y portugués en el Festival Internacional de Cine Latino de Chicago. Este año 63 largometrajes y 40 cortos forman parte de la cartelera que comenzará a proyectar los filmes el 28 de marzo y concluirá el 11 de abril.

Argentina, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, El Salvador, España, Estados Unidos, Guatemala Haití, México, Nicaragua República Dominicana, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, Uruguay y Venezuela presentarán trabajos en la edición 35 del festival. También participarán países europeos que participaron en la realización de algunos filmes como coproductores.

Pepe Vargas, director ejecutivo y fundador del festival, dijo a la agencia Efe: “Continuamos comprometidos con la presentación de películas que no solamente abren ventanas en nuestras culturas diversas, sino que además son entretenidas e inspiradoras”.

Para Venezuela este festival significa la oportunidad de mostrar su realidad a través cortos y largometrajes. Además, el país participó como coproductor en la realización del documental Filiberto (Puerto Rico) y Havana, on the high (Canadá, Cuba y España).

En la noche inaugural se presentará Yuli, dirigida por Iciar Bollaín (española) que cuenta la historia Carlos Acosta, bailarín cubano.

El pueblo soy yo: Venezuela en populismo, del director Carlos Oteyza, será la primera producción del país que se proyectará en el festival, el 30 de marzo. El documental cuenta cómo Hugo Chávez y Nicolás Maduro ascendieron a la presidencia gracias a discursos populistas de ideologías comunistas. Ese mismo día se estrena El astronauta de Manuel Trotta, historia sobre un hijo que quiere llevar a su padre (Luigi Sciamanna) a la ciudad. Sin embargo, él se resiste hasta que cumpla con la misión de ir a la Luna.

Al día siguiente se exhibirá Pequeñas historias, de Rafael Marziano. Este filme sigue las trágicas y conmovedoras vidas de cinco personajes y sus familias luego de los acontecimientos de abril de 2002: una madre soltera resignada a la vida y dedicada a sus hijos, dos adolescentes optimistas un militar corrupto y cobarde, un exitoso y arrogante abogado y un indigente.

El 2 de abril la directora Patricia Ortega exhibe su filme Yo, imposible, que narra un drama sobre la identidad de género: un bebé que nació hermafrodita y es durante la adultez que se hace consciente de ello, luego de los intentos de su familia por ocultarle el hecho tras múltiples operaciones para convertirla en mujer. Por último, el 8 de abril, Michael Labarca presentará El hombre de cartón, película que narra la historia de un niño que se niega a romper su piñata de cumpleaños.

El Festival de Cine Latino de Chicago no nació con la intención de ser competitivo, ni tampoco para premiar alguna obra; sin embargo, desde el año 1993, el público tiene la potestad de escoger, bajo categorías específicas, los filmes de su preferencia y se otorgan premios “especiales”.