Entretenimiento

El príncipe Guillermo no tendría problema si sus hijos fueran homosexuales

El esposo de Kate Middleton se mostró preocupado por la presión social a la que es sometida la comunidad LGTB 

Principe Guillermo
Por EFE

El duque de Cambridge aseguró este miércoles que no tendría problema si alguno de sus tres hijos se declarara homosexual, aunque sí admitió que le preocuparía la presión social. El príncipe Guillermo hizo esas declaraciones durante una visita a la sede de la organización LGTB "Albert Kennedy Trust", dedicada a ayudar a jóvenes que se han quedado sin techo debido a su orientación sexual.

Al ser consultado sobre cómo reaccionarían él o su esposa, la duquesa de Cambridge, si uno de sus hijos –Jorge, Carlota y Luis– fuera homosexual, reconoció que otros padres ya le habían preguntado por ese mismo asunto y que tanto él como Kate habían hablado sobre esa posibilidad.

En su visita, el duque expresó también su impresión ante la reciente agresión física y verbal a una pareja de lesbianas en un autobús de Londres, a manos de un grupo de jóvenes que conmocionó a la sociedad británica, el pasado 7 de junio.

“Me sentí realmente consternado por el ataque”, apuntó el duque.

Durante una charla mantenida con un grupo de personas a las que la organización LGBT presta ayuda, un joven homosexual se dirigió al príncipe para preguntarle: “Si tu hijo un día en el futuro te dijera 'soy gay, soy lesbiana', ¿cómo reaccionarías?”. Su respuesta fue la siguiente: “¿Sabes qué? He pensado bastante en esto últimamente porque ha habido otros padres que también me lo han preguntado. Creo realmente que no empiezas a pensar en esto hasta que eres padre y obviamente yo no tendría absolutamente ningún problema”.

También agregó que sí le preocuparía, teniendo en cuenta los papeles que sus hijos desempeñarán en el futuro dentro de la monarquía, cómo se interpretaría y se vería. “Me preocupa no porque fueran homosexual, me preocupa cómo el resto reaccionará y lo percibirá, así como la presión”, aclaró.

Tim Sigsworth, el consejero delegado de esa organización, opina que la admisión del príncipe enviará el “mensaje de que necesitamos apoyar y empoderar a la comunidad LGTB”.

Sigsworth reconoció que le impresionó el grado de conocimiento del duque sobre este asunto y encontró increíble la solidaridad de Guillermo en cuanto a las dificultades y desafíos a los que se enfrentan los LGTB.

“Su determinación a aprender de los jóvenes, su determinación a desafiar sus propias percepciones y su determinación a apoyar a los LGTB de manera tan personal como para aludir a sus hijos, marcará una enorme diferencia”, puntualizó.