Entretenimiento

La Paciencia: El “Viaje desnudo” de Tina Oliveira

Una aproximación crítica a esta novedad literaria del sello Oscar Todtmann editores

Tina Oliveira

Luna Benítez

 Tina Oliveira

El poemario Viaje desnudo (Oscar Todtmann editores, 2017) de Tina Oliveira es un texto donde melancolía y erotismo confluyen. En efecto, este trabajo está elaborado con una gran depuración y elegancia formal. Hay, si se quiere, un viaje donde la piel deviene con una pulcritud y sensualidad bastante singular dentro de lo que son las apuestas de la lírica en el país. Puede decirse que la poesía de Oliveira es sumamente sedimentada e hilvanada de forma muy fina.

Obviamente en la propuesta de Oliveira hay la evidencia de una artista que hace alma a través del trabajo literario y del devenir de la experiencia vital. La pasión y lo sensorial, al igual que las atmósferas, están sumamente bien acabadas en esta apuesta donde la imagen deviene e impregna al espectador de lo sutil y de un muy grato preciosismo. Desde la misma “Estación Reconocimiento”, la poeta anuncia que lo que está por venir es una sucesión de rostros que van en pos del imago, de la imagen siempre inconclusa y de la herida sangrante:

“Cada paso busca una lucerna. Múltiples seres ocupan los resquicios. ¿Los habitan? ¿Existen? Son lo tangible. Entre velo de bruma, el tiempo los muestra como trofeos de guerra. Piden nombre: esos seres exigen la mirada”.

Hay, como puede verse, un tono muy sobrio en donde la autora apela a atmósferas que incluso recuerdan cierta modalidad “concreta”. Hay, y este es uno de los gratos descubrimientos de este trabajo, una intencionalidad que responde a una percepción honda del fenómeno estético como artilugio utilizado para (re)crear el viaje de la piel y de la pasión. El theatrum mundi es una instancia a la que apela la poeta en pos de lograr una imagen y un discurso que sea expresivo del más íntimo universo emocional e incluso del dolor. Así vemos en su poema “Duele”:

“el tiempo y su carencia

el bagaje y las maletas

el presente y su fantasma

el nombre que no tienes

el sonido que me das

el mundo que conservo

la enajenación completa”.

Otro aspecto muy bien logrado en esta apuesta es lo referido a la otredad. El otro –lo otro– en este caso aparece desde lo que es, al igual que desde sus ausencias. Hay una instancia en este trabajo donde la fantasmagoría se usa como artilugio para la (re)presentación del sujeto amado, un sujeto que se contrapone al sujeto lírico y que va enmarcado entre ricas texturas. La imagen, si se quiere, yace detenida o en ese exquisito grado de la experiencia humana al que se refiere el taoísmo en tanto “quietud en movimiento”. Vemos así, por ejemplo, en su “Estación Desembarque”:

“Bagaje, de cara al silencio, únicas habilidades en mano.

Los recorridos acaban. Anaqueles vacíos y plenos son la herencia.

La cicatriz es la huella. La desnudez exhibe el ensamblaje.

Reconocidos, oscuridad y claraboyas son parte de mismo viaje”.

Tina Oliveira es no solo una artista de gran sensibilidad, sino también una doctora en biología. Su experiencia en torno al fenómeno de la lírica se inició participando en el Taller La Peña (1993-1995). Ha sido tallerista de las poetas Edda Armas y María Antonieta Flores, así como miembro del grupo El Ojo Errante. Ha participado en diversos recitales desde 2011, tales como Caracas 444, Stand Up Poetry, 8vo Festival de Lectura Chacao, Poesía Reunida (OT editores) y en diversas ocasiones en el Jamming Poético. Sus poemas han aparecido en la antología 102 Poetas. Jamming (OT editores) y en los portales La Parada Poética y Stand Up Poetry.

Así, hay una visión sumamente singular en el trabajo de esta autora. Esa visión ha redundado en una mixtura de elementos que le confieren a esta obra un registro particular en nuestro panorama actual. Sea entonces propicio finalizar esta brevísima nota sobre el Viaje desnudo de Tina Oliveira con su poema, “Al desnudo”:

“Entrego esta casa

atrás dejo cuadros y maletas

Los recetarios de cocina dormirán

las especies han cambiado de oficio

hay un vaho que les extirpa la esencia

Repaso cada pisada

cada vestido en el armario

los zapatos para la lluvia, los del frío

incluso quedan los que nunca usé

Abrigos y bufandas sobre la cama

recuerdos

pasajeros indelebles de este viaje”.

_________________________________________________________________________

Viaje desnudo

Tina Oliveira

Oscar Todtmann editores

Caracas, 2017