Entretenimiento

El Louvre llora la muerte de I. M. Pei

El arquitecto estadounidense de origen chino, uno de los más originales y prolíficos del siglo XX, constructor de la Pirámide de cristal que preside la galería parisina, falleció este jueves a los 102 años de edad, informó el diario The New York Times

ctv-4ub-piramide2
Por EFE-AFP

El Louvre lamentó este viernes la muerte, a los 102 años, del chino-estadounidense Ieoh Ming Pei, “un arquitecto visionario con una carrera larga y rica que marcó para siempre el museo” con la construcción de la Pirámide de cristal, que preside la entrada de la galería.

El presidente del Louvre, Jean-Luc Martinez y el conjunto del equipo del centro declararon en un comunicado la gran emoción y profunda tristeza causada por la noticia de su muerte, acontecida en la noche de este jueves.

Pei, ganador del prestigioso premio Pritzker, diseñó en julio de 1983 el que se convertiría en el emblema de las obras de ampliación del llamado Gran Louvre, con el que se ampliaron los espacios del museo y la entrada de los visitantes al centro. Paradójicamente, el arquitecto ha fallecido el mismo año en que el Louvre celebra los 30 años de la inauguración de la Pirámide, el 30 de marzo de 1989, marcado por eventos y exposiciones a lo largo de 2019 donde la figura de Pei ha sido constantemente destacada.

“La Pirámide se impuso rápidamente como una obra maestra, símbolo del museo y emblema de París, conocida en el mundo entero”, apuntó el museo francés.

El ministro francés de Cultura, Franck Riester, recordó que la obra fue objeto de enormes polémicas durante su organización, pese a haberse consolidado hoy de manera evidente. “El nombre de Ieoh Ming Pei es indisociable del monumento que concibió, uno de los más emblemáticos de nuestra capital”, escribió Riester, al evocar los festejos del 30 aniversario el pasado 29 de marzo, en los que participó el hijo del creador, Chien Chung Pei. Para el gobierno francés, tanto su trabajo en el Louvre como en el Museo de Historia de Berlín, el de Arte Moderno Grand-Duc Jean de Luxembourg y el de la Galería Nacional de Arte de Washington, son prueba de su capacidad de crear un diálogo entre “sus concepciones modernistas y estructuras clásicas preexistentes”.

Ieoh Ming Pei impuso una cierta idea de la modernidad y del clasicismo en sus audaces proyectos.

Considerado el último maestro de la arquitectura moderna y ganador del prestigioso Premio Pritzker, es también autor de grandes obras como el Museo de Arte Islámico en Doha, Catar, o el ala este de la Galería Nacional de Arte, en Washington DC.

Nacido el 26 de abril de 1917 en Cantón, China, en una vieja familia de Suzhou, “la Venecia del Oriente”, cerca de Shanghai, Ieoh Ming Pei partió en 1935 a Estados Unidos, a estudiar en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, donde se graduó. Luego estudió Diseño en la Universidad de Harvard (1948), donde fue alumno de Walter Gropius, fundador del Bauhaus y uno de los teóricos del estilo internacional.

Naturalizado estadounidense en 1954, fue profesor adjunto en Harvard (1945-1948), luego director de Arquitectura en el estudio de Webb & Knapp (1948-1955) antes de crear su propio estudio, I. M. Pei y asociados, en 1955.

La construcción del Mile High Center en Denver, Colorado (1956), fue su primer gran encargo de una larga serie, que incluye entre otros al Centro Nacional de Investigaciones Atmosféricas en Boulder, Colorado (1967) y la Torre John Hancock, en Boston (1973).

Durante los años setenta su estudio gozó de un prestigio creciente en Estados Unidos y el mundo: construyó la Alcaldía de Dallas, Texas (1978), la Biblioteca J. F. Kennedy en Boston (1982), el hotel Xiangshan en Pekín (1983) y el Centro de Congresos y Exposiciones en Nueva York (1985).

Uno de sus últimos y sorprendentes proyectos fue el del Museo de Arte Islámico de Doha, en Qatar, que diseñó en 2008. Para crearlo, viajó por todo el mundo visitando ejemplos de arquitectura islámica.

“Ieoh Ming Pei ha ofrecido a este siglo algunos de sus espacios interiores y formas exteriores más hermosas. El significado de su obra va mucho más allá de ellas, ya que su inquietud ha sido siempre el entorno en el cual sus edificios se alzan”, dijo en 1983 Carleton Smith, ex secretario del jurado de los premios Pritzker, al anunciar el premio.

Tags