Entretenimiento

Dos cuadros de Van Gogh robados en 2002 vuelven al museo tras restauración

En 2016, Vista del mar en Scheveningen (1882) y Congregación dejando la iglesia reformada en Nuenen (1884-1885) fueron recuperadas en Italia y trasladadas a Amsterdam, donde pasaron dos años en el estudio de conservación del museo y fueron examinadas y restauradas

Van Gogh
Por EFE

Dos cuadros del pintor holandés Vincent van Gogh, robados hace 14 años y recuperados en 2016 de manos de la mafia italiana, vuelven a exhibirse en Ámsterdam tras haber finalizado los trabajos de restauración, informó este martes la pinacoteca.

El museo Van Gogh anunció en un comunicado que los dos lienzos, Vista del mar en Scheveningen (1882) y Congregación dejando la iglesia reformada en Nuenen (1884-1885) se exhibirán a partir de mañana de forma permanente "después de un tratamiento de conservación" necesario tras el estado en el que quedaron ambos cuadros por el robo.

En diciembre de 2002, dos hombres se subieron al techo del museo con una escalera, rompieron una ventana y se llevaron ambos lienzos.

En 2016, las dos obras fueron recuperadas en Italia y trasladadas a Amsterdam, donde pasaron dos años en el estudio de conservación del museo y fueron examinadas y restauradas.

Vista del mar en Scheveningen le faltaba una pieza "considerable" de pintura en la esquina inferior izquierda, que se rellenó con un molde impreso en 3D desarrollado a partir de exploraciones e investigaciones para replicar el relieve de los trazos originales.

La otra pintura apenas sufrió daños, pero estaba cubierta con una capa de barniz brillante no original que había adquirido un color amarillo: esta capa fue eliminada y los colores ahora son mucho más frescos, especialmente el del cielo, añade la nota.

Los marcos antiguos también fueron destruidos por los ladrones, por lo que el museo ha tenido que poner unos nuevos.

"Los comisarios han hecho un trabajo brillante y las pinturas volverán a exhibirse permanentemente en todo su esplendor, para que todos las vean", celebró el director del Museo Van Gogh, Axel Rüger.