Entretenimiento

Cuatro jóvenes escritores se aventuran a crear y resistir

Seminario, la pieza dirigida por Aitor Aguirre, reflexiona sobre los dilemas de la creación y los problemas que deben enfrentar los autores cuando publican sus obras. Este es el último estreno del III Festival de Teatro Contemporáneo Estadounidense organizado por La Caja de Fósforos

Cuatro jóvenes escritores se aventuran a crear y resistir

MANUEL SARDÁ

Cuatro jóvenes escritores se aventuran a crear y resistir

MANUEL SARDÁ

Cuatro jóvenes escritores se aventuran a crear y resistir

MANUEL SARDÁ

Cuatro jóvenes escritores se aventuran a crear y resistir

MANUEL SARDÁ

Cuatro jóvenes escritores se aventuran a crear y resistir

MANUEL SARDÁ

Por Keyla Brando | kbrando@el-nacional.com | @La_Brando_

El proceso de escritura es una incógnita tanto para los autores como para los lectores. ¿Cómo se concibe una historia que sea verosímil? En una época en la que todo parece haberse dicho, aún hay quienes se quieren dedicar a las letras y contar algo más. Ese es el interés de cuatro jóvenes que organizan un seminario para mostrar sus trabajos y recibir las críticas de sus compañeros.

Aitor Aguirre es el director de la pieza. Este año también participó, con Modo avión, en el IV Festival de Jóvenes Directores Trasnocho. Seminario es su segundo proyecto. “Es una comedia muy sutil y responde al naturalismo típico del teatro norteamericano. Traté de que las actuaciones se desarrollaran de la manera más orgánica posible para que se viera justamente el humor”, apunta.

Para darle forma a las clases, los muchachos contratan a un escritor reconocido en las esferas literarias. Leonard, interpretado por Eduardo Gulino, es un hombre detestable en las primeras escenas: sus apreciaciones son una “cogida bestial” de honestidad. Sin embargo, detrás de esa lengua filosa, hay un hombre que ha probado todos los tragos amargos del mundo de la edición.

“Mi personaje es como una cebolla, está compuesto por varias capas. Al principio el público dirá que es intragable, pero poco a poco va a ir descubriendo su humanidad y entenderá los motivos de su coraza. Quisimos mostrar explícitamente ese descubrimiento, por eso hay una parte en la que me desnudo. Allí se evidencia la fragilidad característica de todos los hombres”, comenta Gulino, quien viene de protagonizar la película venezolana El vampiro del lago.

La contraparte femenina de Leonard es Kate. Personificada por Ari Savio, es una muchacha acomodada que vive en un gran apartamento en Nueva York y presta su sala para organizar las sesiones. Después de que el profesor critica fuertemente su cuento, que le tomó seis años escribir, empieza a replantearse las decisiones que la condujeron a refugiarse en la comida y el único interés de su vida: engordar.

“El tiempo de la historia es de tres a cuatro meses, y es por ello que somos testigos del cambio de los personajes. Kate es una mujer blanca y privilegiada, pero carece del reconocimiento literario. Al final alcanza un nivel de satisfacción, no solo sexual, sino también de escritura. Encuentra su propia voz para liberarse de la impostura”, reflexiona la actriz.

Los otros compañeros son Martin (Santiago Osuna), Douglas (Joe Justiniano) e Izzy (Brenda Moreno). El primero sufre del temor de muchos artistas: mostrar su obra; el segundo es el que ha conseguido mayor reconocimiento, sobre todo por ser el sobrino de un famoso periodista, y la última es la clásica joven atractiva que busca surgir mostrando sus encantos.

Seminario fue escrita por Theresa Rebeck en 2011 y es el último estreno del III Festival de Teatro Contemporáneo Estadounidense. La edición, que comenzó en junio y terminará en octubre, estuvo integrada por ocho obras. El evento es producido por La Caja de Fósforos y contó con el auspicio de la Embajada de Estados Unidos.

Seminario
La Caja de Fósforos
Concha Acústica de Bello Monte
Sábado y domingo, 3:00 pm
Entrada: BsS 11