Entretenimiento

Carolina Herrera: la venezolana que construyó un imperio de la moda

Luego de más de 35 años, la diseñadora dejó su cargo como directora en su firma. Seguirá trabajando como embajadora de la marca 

Herrera

ABC

 Carolina Herrera

Carolina Herrera se ha despedido del cargo como directora de su marca. A sus 79 años de edad la diseñadora ha presentado su última colección Otoño-Invierno 2018-2019 como directora creativa de la firma en el MOMA de Nueva York. Ha sido un desfile emotivo. A partir de ahora ejercerá como embajadora de su firma.

Este lunes por la noche, cuando terminó la pasarela de su nueva colección en el Museo de Arte Moderno en Nueva York, Carolina Herrera salió a saludar al público como lo ha hecho durante 37 años. Lució un peinado y un atuendo impecable. Una blusa blanca y una falda oscura con aretes de perlas blancas brillantes. Reinaldo Herrera, su esposo, era parte del público junto a sus hijas, Patricia, Carolina, Mercedes y Ana Luisa.

Herrera también contó con el apoyo de su amigo Calvin Klein. De igual forma asistió Wes Gordon, de 31 años, quien ha sido su consultor creativo durante 11 meses.

Luego de más de 35 años de carrera exitosa surge el cuestionamiento de dónde nació el imperio de la diseñadora.

Su nombre de pila es María Carolina Josefina Pacanins y nació en Caracas en el año 1939. Su padre, Guillermo Pacanins Acevedo fue gobernador de la capital y su madre, María Cristina Niño, pertenecía a una de las familias más influyentes de la alta sociedad venezolana.

Se casó a los 18 años con Guillermo Behrens Tello, el padre de sus dos primeras hijas, Mercedes y Ana Luisa. Posteriormente se divorció y en 1968 contrajo matrimonio con Reinado Herrera, aristócrata venezolano.

En 1981 viviendo en Nueva York decidió iniciar su camino en el mundo de la moda con la creación de su propia empresa y la celebración de su primer desfile. A pesar de que muchas personas de la industria no confiaban en Herrera, sus diseños fueron acogidos por las neoyorquinas.

En 1986 confeccionó el vestido de boda de Caroline Kennedy, una de las herederas del clan más famoso de la historia política, lo que le abrió las puertas en la alta sociedad estadounidense. A partir de entonces se convirtió en una de las firmas más importantes del país. Jacqueline Kennedy Onassis,  madre de la novia, eligió a Carolina Herrera como una de sus diseñadoras de cabecera luciendo sus diseños hasta su muerte en 1994.

En la actualidad puede presumir que es la diseñadora que ha vestido a más mujeres en la Casa Blanca. Desde Jackie Kennedy  hasta Michelle Obama, todas las primeras damas estadounidenses, tanto republicanas como demócratas, se han puesto en sus manos y le han encargado parte de su vestuario oficial. En Europa personalidades de la realeza y la política se han rendido a los encantos de su firma por ellos es una de las diseñadoras de la reina Letizia.

La firma es también una de las preferidas por actrices para pasearse por las  alfombras rojas. Carolina Herrera se ha posicionado desde sus inicios como una apuesta segura para triunfar en los grandes eventos de la industria cinematográfica de Hollywood. La modista venezolana ha tenido a su cargo los vestidos de Nicole Kidman, Renée Zellweger, Oprah Winfrey, Sofía Vergara, Lucy Liu, Amy Adams, entre otras.

Su trayectoria es validada por una gran cantidad de reconocimientos por parte de la industria de la moda y de la cultura. En 1997 le concedieron la Medalla de Oro del Spanish Institute de Nueva York. En 2007 la revista People la incluyó en la lista de los 100 latinos más influyentes del mundo. El premio CFDA homenajeó los logros de su carrera en 2008. En España fue galardonada con la Medalla de Oro de las Bellas Artes en 2005, premio que recibió de las manos del entonces rey de España, Juan Carlos I.

Luego de 37 años realizó un último desfile como directora de su marca. Será reemplazada por el diseñador Wes Gordon, su consultor personal y mano derecha durante el último año. Carolina Herrera aclaró que no se retira del mundo de la moda sino que es la apertura de una nueva etapa debido a que continuará trabajando para la firma que fundó, pero a partir de ahora como embajadora global de la marca.