Entretenimiento

El asesinato a Gianni Versace otra vez mantendrá en suspenso al televidente

La segunda temporada de American Crime Story está protagonizada por Edgar Ramírez, quien a partir del miércoles encarnará al diseñador en una historia basada en el libro de Maureen Orth

Versace

Edgar Ramírez interpretará a Gianni Versace y Penélope Cruz dará vida a la hermana del modisto

En 1997 el mundo de la moda se vistió de negro por el dolor que dejó la muerte de uno de sus diseñadores más afamados en el momento. The Assassination of Gianni Versace: American Crime Story recreará la historia del magnate, que será interpretado por Edgar Ramírez en el show de FX a estrenarse el 17 a las 11:00 pm.

Para personificar al diseñador italiano, el actor tachirense habló con personas allegadas al creador de la casa de la medusa, aunque no se entrevistó con ningún familiar. Dijo que había sido una buena experiencia trabajar con su amigo Ricky Martin, quien representa a Antonio D’Amico, la pareja de Versace. Ramírez afirmó que lograron tratar la historia con mucho respeto y compasión, porque su tema fundamental es el amor y la familia. Sin embargo, los parientes del famoso modisto no están de acuerdo con esta historia.

El cantante puertorriqueño dijo recientemente en la alfombra roja de los Globos de Oro que para él es muy importante ser parte de ese proyecto porque muchos necesitan saber lo que pasó y la injusticia que hasta el día de hoy rodea al caso de Versace. Darren Criss interpretará al asesino Andrew Cunanan en la serie. El tema todavía desata polémica.

Penélope Cruz dará vida a la hermana del italiano, quien luego de la muerte de Versace tomó las riendas del imperio familiar. La chica de Alcobendas llamó a la diseñadora Donatella Versace antes de aceptar el papel en American Crime Story: “Ella me dijo que si alguien iba a interpretarla, que estaba feliz de que fuera yo. Para mí, escuchar esas palabras fue lo que me hizo tomar la decisión, porque creo que sabía que yo iba a poner en mi trabajo todo el respeto que siento por ella”, se lee en Vanity Fair.

La primera temporada de la serie tuvo por nombre The People v. O. J. Simpson, y en ella se repasó la historia de un crimen que tuvo alta cobertura por los medios: el asesinato de Nicole Brown y Ronald Goldman. La trama incluyó una persecución televisada y un juicio contra Simpson, el ex jugador de fútbol americano.

Fue una entrega de American Crime Story que recibió varios premios entre 2016 y 2017, cuando ganó el Globo de Oro a la Mejor Miniserie o Película para Televisión. Sarah Paulson en el papel de la fiscal Marcia Clark, obtuvo el de Mejor Actriz en la misma categoría.

Cada temporada del programa será independiente, del mismo modo que American Horror Story, que también está producida por Ryan Murphy y Brad Falchuk, quienes a su vez dirigen algunos de los episodios en ambas series. Para la tercera temporada se espera ver el caso del huracán Katrina que devastó parte de los Estados Unidos y el manejo de la contingencia por parte del gobierno de ese país, según The Hollywood Reporter.

La historia de The Assassination of Gianni Versace se basa en el libro de la periodista Maureen Orth Vulgar Favors: Andrew Cunanan, Gianni Versace and the Largest Failed Manhunt in the Us History, publicado en 1999.

Entrevistas a amigos y familiares del asesino, incluso a la madre, dieron los cimientos de su relato a la escritora, que era corresponsal de Vanity Fair. En su obra da detalles de la vida que llevaba el magnate de la moda: asegura que pagaba por compañía masculina y que vivía con HIV.

Los hechos

Gianni Versace regresaba de una caminata por Miami Beach el 15 de julio de 1997. Mientras subía las escaleras que llevaban a la entrada de su mansión, se desplomó luego de recibir dos disparos que dejaron interrogantes alrededor de su muerte.

La policía encontró al asesino ocho días después. Estaba sin vida en una casa flotante de Miami. El arma que usó para suicidarse fue la misma con la que atacó al italiano y a otros cuatro hombres. Nunca se conocieron los motivos que llevaron a Cunanan a cometer esos delitos.

Otros casos en la pantalla

La temática del crimen ha forjado diversos shows inspirados en casos reales. El seriado Aquarius es uno de ellos. En esta historia los policías Sam Hodiak (David Duchovny) y Brian Shafe (Grey Damon) encuentran al líder de una secta que recluta mujeres y comienzan a seguir sus huellas: se trata de Charles Manson (Gethin Anthony), un asesino en serie que en 1969 atacó a Sharon Tate.

Otra serie en esta categoría es la australiana Underbelly, que relató casos importantes de este país como el de la guerra de bandas que causó 36 asesinatos en Melbourne entre 1995 y 2004. Al igual que American Crime Story, cada temporada contó una historia diferente. Aunque fue transmitida entre 2008 y 2013, se espera una nueva entrega este año.

En ese mismo continente hay un suceso distinto llevado a la televisión. El de Tori Lustigman (Yael Stone) y Nick Manning (Noah Taylor), quienes están encargados de investigar el caso de un joven gay que fue encontrado muerto. La miniserie Deep Water, de 4 capítulos está basada en los asesinatos de más de 80 homosexuales en los suburbios de Sydney.

Una producción británica dirigida por Adrian Shergold muestra, en dos capítulos, la historia de Richard John Bingham. Lucan, un aristócrata que luego de su divorcio se convierte en el principal sospechoso del asesinato de la niñera de sus hijos, Sandra Rivett. Al verse envuelto en esa situación Lord Lucan huye sin dejar rastros.

Finalmente, la serie The Kennedys relata la vida de esta familia y la antesala del asesinato del 35° presidente de los Estados Unidos, quien paseaba por la calle Elm de Dallas, Texas, el 22 de noviembre de 1963, en un convertible en el que sería su último día.


Continúa la polémica

El miércoles pasado la familia Versace emitió un segundo comunicado acerca de la serie American Crime Story donde reafirma que no autorizó la obra y que esta debe ser catalogada como una ficción, pues está basada en un libro que nunca fue aprobado.

Los Versace aseguran que la escritora de Vulgar Favors, Maureen Orth, ignoró de manera deliberada las declaraciones de miembros de la familia y allegados al diseñador que desmentían algunas informaciones que fueron publicadas: “Orth hace varias afirmaciones sobre la condición médica de Gianni basándose solo en lo que dijo una persona que aseguraba haber revisado el examen postmortem que le hicieron, pero a la vez admite que sería ilegal haber revisado esos resultados”.

El texto citado en Vanity Fair cierra diciendo: “De todos los posibles retratos que podían hacerse sobre su vida y legado, nos parece muy triste y denunciable que los productores hayan escogido presentar esta distorsionada versión”.