Economía

Aumenta la contratación de seguros de salud privados en España

Estas compañías han logrado más de 11 millones de clientes nuevos, debido a tres factores principales: las largas listas de espera, los recortes en Sanidad Pública y el aumento de las empresas con convenios que ofrecen este servicio a sus empleados como parte de la remuneración salarial

ctv-j13-handshake-2056023 1920
Por El Nacional Web

El negocio de las aseguradoras privadas ha seguido creciendo en la última década en España sin verse dañado por la crisis económica, logrando más de 11 millones de clientes. Durante 2017 más de medio millón de españoles contrataron un seguro médico privado. Tres factores principales propician estas cifras: las largas listas de espera, los recortes en Sanidad Pública y el aumento de las empresas con convenios que ofrecen este servicio a sus empleados como parte de la remuneración salarial.

Aunque en los últimos años otros asuntos públicos derivados de la crisis hayan copado gran parte del debate público y los titulares de prensa, la salud sigue siendo uno de los asuntos de preocupación prioritarios para gran parte de la sociedad española. Así lo demostraba el barómetro del CIS de 2017: los encuestados consideraban la sanidad como el tercer asunto que más les afecta, por delante de la corrupción y la educación, solo por detrás de del paro y los asuntos económicos.

Esta coyuntura hace que las aseguradoras sanitarias privadas estén viviendo una época dorada en contraposición al notable deterioro que experimenta la imagen de la Sanidad Pública. Actualmente España se sitúa como el cuarto país en Europa con mayor número de contrataciones de seguros de salud privados; más de un 30% de los hogares españoles cuentan con un seguro de este tipo. Según las últimas cifras del estudio de ICEA (Servicio de Estadísticas y Estudios del sector seguros en España) un 68,6% de las contrataciones son particulares, correspondiendo el 31,4% restante a contrataciones colectivas derivadas de empresas, el nicho que más ha crecido dentro del sector desde 2016.

Cada vez son más las compañías que durante la época de recesión económica han optado por ofrecer este servicio a sus empleados, incluyendo pólizas de salud entre las mejoras laborales para contrarrestar la imposibilidad de aumentar sus salarios. Además de tratarse de una práctica muy apreciada por los empleados, se traduce en grandes ventajas fiscales para ambas partes. Además, a nivel particular, el último informe del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS) sitúa la cifra de españoles que han contratado un seguro médico privado durante el año 2017 en medio millón, un 5,1% más que el año anterior.

De los resultados del más reciente informe del Observatorio Europeo de Sistemas y Políticas de Asistencia Sanitaria, se desprende que este patrón de conducta se repite solo en algunos países europeos vecinos. Portugal, por ejemplo, es el único país de la OCDE que, junto a España, no ha reducido sus listas de espera públicas desde 2010. En el país luso la tendencia en contratación de seguros privados es también al alza, situándose en el 17% de la población. Así mismo Noruega, con un sistema universal y gratuito semejante al de España, ha visto crecer este sector de manera espectacular pasando de 34.000 a 300.000 usuarios de sanidad privada entre 2003 y 2011. Sin embargo, en otros países donde la financiación de la Sanidad Pública procede también de los presupuestos generales del Estado, como es el caso de Gran Bretaña, el negocio de la sanidad privada se ha visto afectado por la crisis reduciendo su cuota de mercado de un 12% a un 10%.

La prosperidad del mercado de los seguros sanitarios en Europa, ha llevado a que en algunos países como Alemania se desarrollen entidades enfocadas sólo a arrojar luz en la ardua tarea de elegir el seguro más adecuado. Buen ejemplo de ello es la Central de Seguros Alemana, donde se aúnan todos los datos necesarios y se asesora al ciudadano para que tome una decisión informada y contrastada de la que no se tenga que arrepentir.

Aunque la comparativa entre países a nivel europeo no resulta sencilla, por la diversidad de tipos de cobertura y modelos asistenciales, a la cabeza está Francia donde los seguros privados juegan un papel primordial como complemento de financiación para los gastos no cubiertos por la Seguridad Social. El ministerio de Solidaridad y Salud de Francia contabiliza actualmente un 95% de la población con cobertura médica privada, circunstancias y cifras semejantes a las de Suiza con un 72% de la población con seguro complementario privado.