Sociedad

Queremos Graduarnos, un impulso a los estudios del joven venezolano

La fundación celebró la graduación de 267 bachilleres en el Teatro Trasnocho Cultural

Por BETANIA PALACIOS | @BETPALACIOSR

267 jóvenes del programa educativo Queremos Graduarnos celebraron la culminación de sus estudios y su próximo inicio en el mundo universitario. La entrega anual de reconocimientos a los docentes por su labor participativa y a los estudiantes por su graduación se llevó a cabo en una de las salas del Teatro Trasnocho Cultural, en donde estudiantes, profesores y figuras representativas de la fundación compartieron entre tertulias y dinámicas llenas de información de interés.

“Estamos de fiesta porque estos jóvenes que vienen de situaciones de alto riesgo aprovecharon el acompañamiento que les damos para terminar sus estudios”, expresó Juan Silva, fundador de Queremos Graduarnos, quien fue el encargado de dar inicio a la actividad.

Silva destacó la importancia de la participación de los representantes de las empresas que respaldan el programa. “Hoy invitamos a los patrocinantes, quienes tienen los recursos para apoyar la fundación. Ellos necesitan ver qué se está haciendo con los jóvenes”.

Respecto a la selección de estudiantes, Silva aseguró que no se enfocan en aquellos que tengan mejores notas, sino en los que tengan mayor capacidad de respuesta ante los retos que la vida les impone. “Cualquier joven que está en desventaja y logra llegar a noveno grado, amerita ser seleccionado”.

Yannael Camacho, uno de los beneficiados de Queremos Graduarnos, define su experiencia en la fundación como una visión a las posibles oportunidades que le motivan a trabajar por cumplir sus objetivos. “Gracias al programa descubrí lo que quiero estudiar y lo que quiero lograr
en la vida”, expresó antes de calificar a Queremos Graduarnos como un impulso en el progreso de cada uno de los estudiantes involucrados, a
quienes invitó a participar en todas las actividades que ofrece la organización.

Por otra parte, Silva manifestó su satisfacción en cuanto a la labor de su fundación, la cual considera como un puente hacia el equilibrio de la injusticia social en Venezuela que se ha mantenido trabajando durante 27 años, en los cuales han participado más de 2000 alumnos que, gracias a la organización, no se han convertido en parte de las cifras de deserción escolar.