Economía

Sindicatos exigen al gobierno que el bono de alimentación sea salario

La única ventaja del ticket en efectivo es que limita la especulación del adelanto de dinero con comisiones de 14% y 20% por operación, afirmaron dirigentes

ctv-8j5-gdgd

 Con el pago en efectivo del ticket, el gobierno admite que los sueldos no alcanzan para pagar los gastos del grupo familiar, dijeron los sindicalistas | Foto: Referencial 

Por ANA DÍAZ anadiaz@el-nacional.com

La medida del gobierno de que los patronos cancelen en efectivo el monto del ticket alimentación a los trabajadores no resuelve el problema de la pérdida del poder adquisitivo del ingreso, afirmaron dirigentes sindicales, por lo que exigieron que el bono pase a ser salario.

“El presidente Nicolás Maduro estableció que el bono alimentario sea el monto mayor del ingreso total del trabajador, error que busca paliar con el ticket en efectivo”, afirmó Igor Lira, directivo de la Federación Nacional de Trabajadores de las Telecomunicaciones.

El sindicalista recalcó que el pago en efectivo, tarjeta electrónica o talonarios de ticket no oculta el hecho de que ese monto no es salario y, por tanto, no incide en las prestaciones sociales, vacaciones, utilidades y caja de ahorro, entre otras incidencias laborales.

Lira aclaró que los trabajadores desempleados e informales no son beneficiarios de los aumentos del salario mínimo y del ticket alimentación. Según cifras de las organizaciones sindicales, 2,1 millones y 6,3 millones de personas no tienen trabajo y/o están en el sector informal.

Marlene Sifontes, coordinadora del Frente Autónomo de Defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato, indicó que a los trabajadores se les depositará en su cuenta de nómina más dinero en efectivo, pero “eso no significa que están ganando más como quiere hacer creer el gobierno”.

La representante de Fadess explicó que la composición actual del ingreso (32% de salario mínimo y 68% del bono alimentario) limita la disponibilidad de efectivo de los trabajadores que acuden a un mercado especulativo para cambiar los tickets del talonario o “raspar las tarjetas” con el pago de una comisión de entre 14% y 20% por operación.

A su juicio, la limitación y progresiva desaparición de esa práctica usurera es la única ventaja de que los patronos cancelen el bono alimentación en efectivo. Asomó que “el trasfondo de convertir el ticket en dinero es que los trabajadores cuenten con más efectivo para adquirir las bolsas CLAP (Comités Locales de Abastecimiento Producción) porque los consejos comunales no poseen puntos de venta electrónica”.

Juan Crespo, presidente de la Federación de Trabajadores de la Harina, señaló que al convertir el bono en efectivo el gobierno admite que el monto del salario mínimo no alcanza para pagar gastos en dinero del grupo familiar como la vivienda, el condominio y los servicios.

Junto con Lira y Sifontes, el dirigente de Fetraharina insistió en que el Ejecutivo debe elaborar políticas para detener la inflación que disuelve el ingreso del trabajador al anular el impacto de los incrementos de sueldos y del ticket alimentación sobre el poder de compra.

La asesora laboral Maryolga Girán alertó sobre la indefensión del grupo familiar ante los casos de trabajadores que gasten irresponsablemente el efectivo del ticket. “El texto de la Gaceta Oficial debe establecer mecanismos de protección a la mujer y sus hijos niños y adolescentes para que la familia cuente con ese ingreso”, alertó.

El ministro del Trabajo, Francisco Torrealba, dijo que los trabajadores pueden escoger entre el ticket/tarjeta o la cancelación en efectivo.

El presidente Nicolás Maduro autorizó asignar 313,26 millardos de bolívares para el pago de gastos de personal, el incremento del salario mínimo nacional, el ajuste del bono de alimentación y de los sistemas de remuneraciones (escalas y tabuladores de la administración pública), así como las pensiones del IVSS correspondientes al mes de abril, según se publicó en la Gaceta Oficial N° 6294 Extraordinario de fecha 25 de abril de 2017.

68% del ingreso actual (200.000 bolívares mensuales) de los trabajadores corresponde al bono de alimentación

6,3 millones de trabajadores informales y 2,1 millones de desempleados no perciben el ticket, según los sindicatos