Economía

Pernil de cena navideña no alcanza para rellenar arepas del día siguiente

“En 2016 los consumidores compraban hasta dos perniles enteros, pero ahora solo uno o dos kilos”, dijo un empleado del mercado de Chacao

ctv-fl1-pernil

En la cena de Navidad los venezolanos acostumbraban comer su tradicional plato con hallaca, pan de jamón, ensalada de gallina, jamón planchado y pernil, pero los elevados precios redujeron las porciones de este año. Un kilo de pernil cuesta entre 100.000 y 230.000 bolívares en los mercados municipales, una cantidad que alcanza para 6 personas; sin embargo, no sobrará para rellenar las arepas del día siguiente, como era habitual en años anteriores.

A Sofía González le gusta comer pernil en Navidad, pero no tiene dinero para comprarlo. “Supuestamente lo mandarán en los Comités Locales de Abastecimiento y Producción, esa es mi única esperanza para comerlo este año. Pero no es seguro porque el año pasado no me llegó sino a un familiar”, relató.

En el mercado de Quinta Crespo los precios van entre 140.000 y 149.900 bolívares (en trozos). El pernil para guisar cuesta 145.000 bolívares, pero muchos comerciantes aseguraron que los precios aumentan cada semana o hasta en pocos días y que el suministro ha estado muy bajo.

“Aquí no ha habido distribución. ¿No ves que todo está pelado?”, señaló un vendedor. El martes solo les llegaron 16 kilos, mientras que a otro puesto les llegaron 10 perniles ese mismo día, cuando el año pasado recibían hasta 40 perniles a la semana.

Un frigorífico recibió pernil la semana pasada por primera vez en noviembre y vendieron el kilo a 86.000 bolívares. De acuerdo con un empleado, el año pasado en esta misma fecha se vendía hasta 500 kilos semanalmente. “Pero ahora no llega nada y sin mercancía te imaginarás cómo están las ventas”, dijo.

En otro puesto vendieron el miércoles en la mañana los 6 kilos que recibieron la tarde anterior, después de dos meses sin recibir el producto. El kilo lo tenían en 123.500 bolívares.

Varios puestos tenían las neveras vacías y con carteles que decían: “Ajuste de 15% en los precios”. Un comerciante precisó que están en esta situación desde hace un mes. “¿Para qué voy a pedir mercancía si voy a terminar perdiendo?”, señaló.

“A mí el gobierno no me va a quitar el disfrute de mis navidades”, aseguró Andrea León. Ella ha comprado desde octubre todo lo que se requiere para las cenas de la temporada decembrina. “Hay que comprar los alimentos con meses de antelación. El dinero no alcanza”, lamentó.

En el mercado de Chacao el kilo de pernil está entre 170.000 bolívares y 230.000 bolívares (sin hueso). “Ahora la gente solo compra medio kilo o un kilo, cuando el año pasado la gente compraba hasta 10 kilos de pernil”, comparó un comerciante.

En 2016 los consumidores compraban dos perniles enteros, pero ahora solo uno o dos kilos, sostuvo un empleado de otro puesto. Aquí el kilo de pernil estaba en 220.000 bolívares.

Mariana Benítez y Daniela Fernández disfrutaban en los años anteriores de un buen pernil, pero para este próximo diciembre no podrán comprarlo. “Antes los venezolanos tenían para comprar hallacas, irse a la playa y para comprarse una botella de ron, y no estaban esperando que el gobierno les diera dinero”, dijo Fernández.

En un supermercado en el este de Caracas tienen distintos precios del pernil con hueso, dependiendo del peso. Uno de 2,010 kilos cuesta 200.990 bolívares, pero otro de 2,805 kilos marcaba un precio de 280.486 bolívares. Los clientes revisaban algunos precios para después irse con las manos vacías. “Con estos precios parece que en esta Navidad no comeré pernil”, lamentó una consumidora.