Economía

Más de 1 millón de bolívares cuesta una fiesta de cumpleaños para 7 niños

Los consumidores buscan de comercio en comercio los precios más económicos con meses de antelación para evitar adquirirlos más caros debido a la inflación. Los precios de las piñatas varían entre 9.000 y 135.000 bolívares

Cumpleaños

Hacer una fiesta de cumpleaños se ha convertido en una proeza. Los altos precios de piñatas, tortas, dulces, mantelería, globos, rifas, cotillones, bebidas, entre otros detalles que implican gastos, obligan a limitar las invitaciones y recorrer muchos comercios en búsqueda de precios más asequibles.

“Para celebrar el cumpleaños de mi hija estoy ahorrando desde abril y he gastado casi 1 millón de bolívares. Sin embargo, no puedo comprarle una piñata no solo por lo que cuesta, sino también por el relleno”, expresó una consumidora. También tuvo que reducir el número de invitados a 7 niños y hacerlo en el patio de su casa para no gastar en un salón de fiesta.

Los precios de las piñatas varían entre 63.000 y 135.000 bolívares en un establecimiento en Las Mercedes. Pero no basta con comprarla, también hay que destinar cierta cantidad de dinero para rellenarla. El paquete de jugueticos más económico cuesta 8.567 y el más caro 92.800 bolívares.

Una empleada aseguró que los precios de las piñatas aumentaron dos veces en agosto.Anteriormente la más económica costaba 45.000 bolívares, lo que representa un alza de 40%.

“Antes mandábamos a hacer una torta muy bonita y comprábamos una piñata y el relleno, pero ahora no se puede. Estoy, como dicen, arañando para celebrar los 4 años de mi nieto”, lamentó María González. Solo podrán invitar 10 niños, pero sin adultos porque no tienen suficiente dinero para cubrir el consumo de los acompañantes.

González contó cómo planean la celebración: tendrán una torta sencilla con nevazúcar, gelatina, dos jugos de naranja para cada niño y un cotillón con unos caramelos y alguna otra cosa económica que esperan encontrar, esto envuelto en una bolsita transparente y amarrado con una cinta.

“Nosotros estamos comprando desde hace tres meses. Además, tuvimos que reducir el número de invitados y excluir a nuestros amigos”, dijo el padre de una niña que cumplirá años este mes. Compró el mantel en 9.000 bolívares y añadió que recientemente lo vio en 44.000 bolívares, 389% más caro.

En el centro de Caracas se pueden encontrar precios más económicos. Sin embargo, estos establecimientos no se escapan de la acelerada inflación. Como en otras piñaterías, cada vez que llega mercancía viene con precio nuevo.

Hay piñatas pequeñas en 9.000 bolívares y rellenos en 24.000 bolívares, 20% más costoso que hace un mes. El paquete con 6 conos de cartón para cotillones cuesta 9.000 bolívares y el palo para la piñata 2.000 bolívares. La chupetera se consigue en 8.000 bolívares, 14% más cara que hace 2 semanas.

Los paquetes de caramelos, otra buena opción para rellenar la piñata y los cotillones, están entre 18.200 bolívares (105 unidades con sabor a fresa) y 36.500 bolívares (100 unidades con sabor a frutas). “Pero imagínate cuántos paquetes de caramelos y de juguetes hay que comprar para rellenar una piñata. ¡Qué asfixiante!”, expresó una consumidora.

El empaque que incluye mantel, 4 vasos, 4 platos y 4 servilletas cuesta 12.500 bolívares.Pero en un establecimiento en Los Cortijos, el mantel con 8 platos cuadrados pequeños, 16 servilletas pequeñas y 16 servilletas grandes de La Sirenita tiene un precio de 39.749,97 bolívares; y si se prefieren 16 platos, 16 vasos, servilletas y banderín con motivos deportivos hay que pagar 32.399,96.

Un paquete de 12 globos mate cuesta 11.800 bolívares y el de satín 13.000 bolívares.

Para los cotillones, el paquete de 6 cajas está en 11.249,99 bolívares, un tobito en 15.000 bolívares, 30 bolsas de celofán en 15.000 bolívares y 12 bolsas de papel 12.000 bolívares.

Los dulces también se han vuelto inaccesibles. Una repostera de Caracas aseguró que una torta no puede venderse en menos de 160.000 bolívares por kilo. Los ponquecitos sencillos salen en 10.000 bolívares cada uno y 16.000 bolívares si están decorados. Una gelatina para 20 personas puede variar entre 500.000 y 600.000 bolívares.

“Yo ya no haré más gelatinas porque esta semana el kilo sin sabor lo vi en 120.000 bolívares”, afirmó otra repostera. Sobre las tortas, señaló que los encargos han bajado y que ahora los clientes preguntan en cuánto queda si les quitan ciertas cosas. “Ya no se están haciendo con crema pastelera, relleno de Nutella o arequipe, topping de maní, almendras o nueces ni con gotas de chocolate”, dijo. Cobra 310 bolívares por cada suspiro tamaño bocado y 330 por las galletas.

Una usuaria indicó que gastó 2 millones en la fiesta de cumpleaños de su hija en un parque de diversiones con 15 niños. El monto incluyó el arrendamiento del parque, los brazaletes, el salón, 15 perros calientes, 15 algodones de azúcar, 15 cotufas y los refrescos. “Gracias a Dios que mi mamá es repostera y no tuve que gastar dinero en eso, solamente en los ingredientes. Me hizo la torta y una sencilla mesa de dulces, pero la gelatina no porque está muy cara”.

La dueña de una agencia de festejos informó que el alquiler de cada silla tipo París vestida sale en1.500 bolívares, una mesa para 8 personas 8.000 bolívares y el mesón para torta y pasapalos 8.500 bolívares. El servicio de colchón inflable cuesta entre 30.000 y 70.000 bolívares, mientras que el de perros calientes está en 3.500 bolívares cada uno.

La trabajadora aseguró que ha mermado el número de clientes: “Antes hacía 6 fiestas para niños en una semana y ahora si acaso 2 al mes”.

“Estoy, como dicen, arañando para celebrar una pequeña fiesta para mi nieto con 10 niños, una torta con nevazúcar, unos cotillones sencillos y unos juguitos”

Consumidora