Economía

Los consejos de una economista ante la crisis venezolana

Mari Pichardo, economista y empresaria venezolana, ve la crisis como un sinónimo de oportunidad, que permite fortalecer alianzas y crecer 

ctv-z91-1536274876506
Por Veda Everduim | @vedaeverduim

Venezuela actualmente atraviesa uno de los procesos inflacionarios más grandes de la historia, uno en el que la escasez dice presente y la estabilidad financiera desdibuja, por mucho, los márgenes aceptables de una economía saludable.

Mari Pichardo, economista y empresaria, ve la crisis como un sinónimo de oportunidad, que permite fortalecer alianzas y crecer.  

“El caso de la hiperinflación y la escasez son ejemplos que están, pero la idea es trasladar todo esto a Venezuela y ver todas las oportunidades que se están presentando; no solo en la industria de alimentos, sino en las otras alianzas que se pueden formar. Se trata de seguir desarrollando, innovando y buscando nuevas formas”, precisó la empresaria venezolana en exclusiva a El Nacional Web.

Pichardo considera de gran importancia apreciar los espacios que se están generando, debido a que muchas personas se han ido.  

“En Venezuela  hay muchas oportunidades en todos los rubros. Con un buen producto, con calidad e innovación podemos ir llenando esos espacios, porque cuando estamos en períodos de crisis se crea mucha fidelidad a las marcas. Eso es algo positivo que tenemos que ver. Esto perdura tanto en tiempos de crisis, como en los tiempos venideros de bonanza”, señaló.

La empresaria resaltó que deben prevalecer dos características fundamentales: la flexibilidad y la adaptabilidad.

Considera que una vez que las marcas logren posicionarse dentro del mercado venezolano, con calidad y buen precio, logrando generar empatía con el público,  será muy difícil que cuando lleguen nuevos productos ocupen esos espacios debido a que, a su juicio, existirán unos más rentables y de marca nacional.

“Mi recomendación es esa: comenzar a posicionarse, realizar todos los procesos y pensar en grande. Prepararse estos dos años que podemos tener de crisis, porque menos de esos no creo que tengamos. Posicionar y producir en grande e ir creando esas estructuras para esos tiempos de bonanzas que van a venir”, explicó.

La recomendación que ofreció para aquellos emprendedores  y empresarios que se enfrentan a la crisis se centra en cuidar los costos.

“Sabemos que todo está muy difícil de conseguir y la materia prima tiene un costo bastante alto. Hay que cuidar mucho la parte de esos gastos operativos que pudiéramos tener, eso es muy importante para crear una estructura robusta”.  

Asimismo, ante el proceso inflacionario que atraviesa el país asegura que es recomendable “cambiar a moneda dura”. A su juicio, esto es de gran importancia debido a que el valor de la moneda se ve afectado diariamente.

“Ubicar los productos, comprarlos en el momento, apalancarse mucho con el crédito bancario, con las tarjetas de crédito; y con eso que nos pueda ayudar en el día a día, porque sabemos que la deuda va disminuyendo cada vez más”, agregó.

Su recomendación para quienes quieren iniciar a crear un proyecto o un producto, en las circunstancias actuales de Venezuela, es tener una actitud inclinada hacia el positivismo. Pichardo aseguró que en el país hay que tratar de apagar “el ruido externo”, porque hay mucha incertidumbre y eso es una de las cosas, acompañada de la falta de confianza, que afecta más a la vida y a la economía. .

“Rodearse de gente muy positiva, creer en nuestro proyecto pensarlo en grande  y buscar todas esas estrategias. Escuchar y controlar muchísimo la calidad”.

— ¿Qué medidas se podrían aplicar ante la situación venezolana?

—Medidas macroeconómicas. El gobierno tendría que unificar la tasa, eliminar todas las tasas que existen;  la idea es unificar y liberar las divisa. Es algo básico que tenemos que hacer. La impresión de bolívares ayuda a la inflación, por ello, debe parar.

Buscar otras medidas no tanto monetarias,  sino fiscales, en la parte de los impuestos, pero sin ahogar a las empresas.  Bajarle un poco a la política monetaria.

— ¿De aplicarse estas medidas, en cuánto tiempo se podrían ver resultados?

—De aplicarse todas estas medidas, se podrían ver resultados en un aproximado de dos años, antes de eso no. No es un efecto inmediato, pues ninguna política que apliques económicamente, ni en tu vida diaria, se ve de inmediato. Los cambios llevan tiempo, las economías tienen que ajustarse y el tipo de consumo y el estilo de vida también.

En el caso de los venezolanos hemos sufrido un ajuste a nuestra vida diaria. Como nosotros conocíamos el consumo antes, ahorita no es ni remotamente. Vivíamos en una época en la que la clase media estaba muy bien, en comparación con otros países de Latinoamérica, pero ahorita hemos sufrido diferentes cambios en nuestro poder adquisitivo.